EAA — Capítulo 232

0

Capítulo 232: Rango Máximo de la Etapa Tierra (1)


“Wu Chen, trataré de fabricar una píldora dentro del rango máximo de la Etapa Tierra. Resguarda la puerta y prohíbe que alguien venga a molestarme.»

Dentro de la habitación, la expresión de Mu Ru Yue se enfocó. Una píldora de rango máximo era significativamente más difícil de fabricar que una píldora de rango alto. Ella no sabía si sería capaz de fabricarlo.

Como el tiempo se estaba acabando, y no sabía cuándo podría estallar de nuevo el poder de Wu Chen, tenía que intentar fabricar la Píldora de Oro Púrpura ahora…

Ye Wu Chen asintió levemente y salió después de mirar a Mu Ru Yue.

Una vez que se fue, toda la habitación quedó en silencio.

Mu Ru Yue respiró hondo y se concentró en el Horno Fenix.

Los ingredientes para la Píldora de Oro Púrpura eran muy preciosos. Ye Wu Chen no había estado a su lado para ayudarla a buscar los ingredientes, pero con sus habilidades fabricar la Píldora de Oro Púrpura aún sería un poco difícil.

Con un ligero levantamiento de su mano, Mu Ru Yue colocó los ingredientes sobre la mesa a su lado.

¡Swish!

Una llama surgió de su palma y aterrizó en el fondo del Horno Fénix. Rápidamente, una continua corriente de energía entró en el horno y se envolvió alrededor de las plantas medicinales dentro…

Mu Ru Yue miró las plantas medicinales que se estaban derritiendo lentamente. Luego expandió su poder mental hasta manipularlo en dirección al horno. Con la inserción de su poder mental, los fluidos de aquellas plantas medicinales se expandieron silenciosamente dentro del Horno Fenix. Ella exhaló una bocanada de aire antes de coger más plantas medicinales de su lado y tirarlas al horno.

El poder mental era el elemento más importante en el refinamiento de píldoras, pero coordinarlo con energía era muy importante también. El poder mental de Mu Ru Yue era ciertamente más que suficiente, pero si su energía no fuera suficiente, entonces el refinamiento de la píldora fracasaría.

En general, refinar una píldora de la Etapa Humano solo usaba una pequeña cantidad de energía y no tenía muchos requisitos. Sin embargo, el refinamiento de una píldora de rango máximo de la Etapa Tierra requería mucha energía, y esa energía debe provenir de un practicante marcial dentro del Reino Xiantian.

Además, si uno quería refinar una píldora de Etapa Mundano y ser un alquimista de Etapa Mundano, uno debe alcanzar el rango medio del Reino Xiantian.

Fue debido a esto que Mu Ru Yue no había intentado refinar una píldora de rango máximo de la Etapa Tierra.

Pero esta vez, ella no pudo evitar tal riesgo…

Ye Wu Chen no podría esperar más.

Aun así, el poder mental era más importante que la energía para los alquimistas. Era difícil aumentarlo, y Mu Ru Yue era probablemente la única que poseía de manera innata tal poder mental tan tiránico. Se podría decir que con cada avance de su fuerza, ella podría crear píldoras un nivel más arriba de su capacidad teórica…

Mu Ru Yue insertó toda su energía en el Horno Fénix con esto en mente, y en ese mismo momento, su poder mental parecía cubrir el cielo y la tierra. Tal vez, debido a su gran consumo de poder mental, su rostro palideció. La transpiración también fluía por su rostro.

«¿¡Por qué sucede esto ahora!?»

Fuera de la habitación, la tez de Ye Wu Chen cambió. Aquellas flamas negras parecían crecer, como si dejaran de escuchar sus órdenes. No podía reprimirlas, por mucho que lo intentara.

«¡No! Mu’er todavía está dentro. ¡Debo controlarlo!”

Ye Wu Chen apretó los puños con fuerza. Su rostro encantador palideció al instante cuando el poder se desató en todo su cuerpo y un rastro de sangre salía gradualmente de sus labios.

Tal vez, debido a que no podía liberarse, el poder fue desatado con incluso más fuerza. Los órganos internos de Ye Wu Chen sufrían muchas lesiones con cada segundo que pasaba.

Si hubiera sido un día normal, entonces no habría podido controlarlo y, por lo tanto, liberaría su poder. Pero cuando estuvo cerca de perder el control sobre sus poderes, giró la cabeza para mirar la puerta cerrada detrás de él. Sus puños fuertemente apretados se abrieron gradualmente.