EAA — Capítulo 215

0

Capítulo 215: ¿Tu eres Wu Chen, no? (4)


La expresión del hombre se concentró y se levantó un viento negro, soplando la niebla de sangre lejos. Sin embargo, después de que fue dispersada, Nangong Zi Feng ya había desaparecido.

La intención asesina irradiaba de su cuerpo y la mirada púrpura del hombre se cubrió de escarcha, volviéndose tan helada que podría congelar el mismísimo infierno. De repente, pudo sentir un aura familiar en su espalda, haciendo que su cuerpo se pusiera rígido. La frialdad que emanaba se disipó gradualmente…

Desde que cambió, no pudo experimentar tanta calidez. Un destello de dulzura calentaba sus ojos morados.

Pero…

Su corazón le dolió una vez que recordó el estado actual de su cuerpo.

“Tu eres Wu Chen, ¿verdad?”

La voz de la joven era extremadamente gentil y tenía un temblor indistinto.

El hombre se puso rígido. Él realmente quería darse la vuelta y abrazarla, y contarle lo que había sucedido recientemente. Pero él sabía que no podía…

Mu Ru Yue se movió para pararse frente a él y levantó su mirada para mirar sus ojos púrpuras. “Cada vez que nos encontramos, siempre me eres tan familiar, desde la primera vez que te vi. Yo había sospechado que eras Ye Wu Chen, pero tus acciones de ladrón de flores de llegar tarde en la noche me hizo decidir que no podrías ser Ye Wu Chen. Sin embargo, cómo podría haber olvidado que Ye Wu Chen había hecho anteriormente lo mismo…”

Mientras decía eso, apareció un trozo de jade en su mano.

La palabra ‘Fantasma’ se mostró claramente en esa pieza de jade…

“No hace mucho tiempo, fui a participar en una Asamblea de Píldoras. Ye Wu Chen entró a mi habitación tarde en la noche. Después de que él me besó, perdí el conocimiento por alguna razón, pero cuando desperté, pensé que había sido solo un sueño. Sin embargo, encontré este jade en mi habitación, así que descubrí que habías venido esa noche…”

Mu Ru Yue miró directamente a Ye Wu Chen mientras hablaba con una expresión seria, “Wu Chen, no sé lo que pasó, ni las dificultades que estás enfrentando actualmente. Solo espero que me lo puedas decir tú mismo. No importa qué tan peligroso sea, lo enfrentaremos juntos. No es necesario que cargues con la carga solo.”

El corazón de Ye Wu Chen se estremeció. Suavemente frunció los labios y una emoción peculiar se movió en sus ojos púrpuras.

En este momento, la joven delante de él se puso de puntillas y le dio un fugaz beso en los labios.

Su mente quedó en blanco por un momento ante esa cálida y suave sensación. Esta fue la primera vez que Mu Ru Yue tomó la iniciativa de besarlo, así que ñas ondas de excitación agitaron su corazón.

Ye Wu Chen sostuvo fuertemente los hombros de Mu Ru Yue y bajó la cabeza para profundizar ese beso.

Mientras estaba perdido en el beso, su máscara de plata desapareció de repente. Había sido demasiado descuidado…

Mu Ru Yue sonrió mientras sostenía la máscara en su mano y levantaba la cara para mirar al hombre que tenía delante. Ella se sorprendió después de que vio su apariencia. Este hombre era innegablemente guapo, y había un rastro de nobleza en sus ojos encantadores.

Sin embargo, había un patrón similar a la trampa del diablo cubriendo la mitad de su rostro, que contrastaba con el resto de sus bellas facciones. Sin embargo, de alguna manera mejoró su encanto hasta el límite. Su belleza podría hacer que el mundo pierda su color.

“Wu Chen, tu cara…” Mu Ru Yue levantó su mano para acariciar suavemente su rostro. Su expresión era compleja cuando preguntó: “¿Es esta la razón por la que no estás dispuesto a encontrarte conmigo?”

Ye Wu Chen negó con la cabeza y sonrió amargamente. “No te evitaría si fuera solo un cambio en mi apariencia.”

“¿Entonces por qué?” La voz de Mu Ru Yue temblaron. “Wu Chen, me mantuviste en la oscuridad cuando fingiste ser un tonto. No te culpé por eso. ¿Pero por qué estás haciendo lo mismo otra vez? ¿Por qué no estás dispuesto a decirme todo y compartir los momentos difíciles junto con los buenos momentos junto a mí? Wu Chen, ¿sabes lo que realmente quiero?”