Capítulo 210: Rival de Amor Secreto (4)


“Desde el principio siempre la he visto esbelta, desde que la conocí. Su sonrisa… su espalda, su expresión cuando está enojada, e incluso cuando está seria. Todo eso ya ha sido grabado en mi corazón. Cuando comparé todo lo que tenía dentro de mi corazón contigo, supe que eras simplemente una falsificación.”

Cuando uno realmente ama a alguien, incluso si aparece otro con una apariencia idéntica, solo se necesitaría de una sola mirada para saber que esa persona no es quien debería.

No importa cuán idéntica se vea esa persona, aún no sería la persona marcada en su corazón…

Los ojos de la joven se abrieron temerosos mientras el terror impregnaba su corazón.

¿Cómo podría existir un hombre así en este mundo y solo permitir que una sola chica llene su corazón? No se había sentido cautivado por su apariencia y no había dudado en amenazar con matarla.

Solo necesitó una sola mirada para saber que ella no era la genuina Mu Ru Yue…

El hombre no miró hacia atrás, sus túnicas moradas desaparecieron en el bosque, dejando atrás a una joven luchando contra llamas negras.

Nangong Zi Feng abrió de repente los ojos dentro de la Familia Nangong. Su mirada se heló.

‘¿Ha fallado?’

Fang Xiang había fallado, y ahora incluso Fang Yi había seguido el mismo pronóstico…

Parecía que los corazones de ambos estaban sólidamente conectados y su trampa había sido descubierta. Fue una suerte que ella no se hubiera disfrazado personalmente como esa mujer, ya que su fuerza actual aún era insuficiente para oponerse a la suya.

Nangong Zi Feng se sintió aliviada cuando pensó en esa decisión. Originalmente había querido hacerse pasar por esa mujer para poder ser mimada y querida por él. Además, esa mujer no podía soportar la arena en sus ojos, así que si su prometido realmente hubiera hecho algo que la decepcionara, entonces solo habría un resultado.

Ella lo dejaría.

Sin embargo, luego consideró su fortaleza y temió exponerse a sí misma, por lo que decidió dejar que otra persona se arriesgara al final. De lo contrario, ¡el que hubiera muerto esta vez hubiera sido ella!.

Nangong Zi Feng entendia mejor que los demás al hombre por el que una vez había caído profundamente.

Todos, excepto Mu Ru Yue, no significaban nada para él. Incluso si él fuera a masacrar al mundo entero y quemar sus espíritus hasta las cenizas, probablemente ni siquiera frunciría el ceño si lo hiciera por ella.

En el pasado, personalmente había aniquilado un poder significativo debido a su enojo en nombre de su amada, sin dejar ni a una sola persona.

“Este aura…” La luz en los ojos de Nangong Zi Feng se movió, y su mirada se endureció. “Estoy seguro de que es ella. Es tan desvergonzada que realmente viene a llamar a mi puerta. Parece que cuando Fang Xiang falló, le filtró información. Ahora ha llegado a comprender mejor la situación.”

Con una sonrisa burlona, ​​Nangong Zi Yue se levantó y desapareció de la habitación al siguiente instante.

Justo cuando Mu Ru Yue levantó la cabeza dentro del patio, un aura helada estalló desde el frente, obligándola a esquivar apresuradamente a un lado. La explosión congeló todo el árbol detrás de donde ella había estado parada.

Una mujer estaba parada bajo la luz de la luna, con el cabello revoloteando, luciendo tan etéreamente bella como un hada con su ropa blanca. Pero su rostro estaba echado en líneas implacables mientras miraba fríamente a Mu Ru Yue.

Incluso Mu Ru Yue no pudo evitar jadear. Esta mujer realmente era muy hermosa, pero ella todavía no la reconoció, y se preguntó por qué de repente sintió una oleada de animosidad hacia esta mujer.

“¿Eres Nangong Zi Feng?” Mu Ru Yue levantó la cabeza para mirar a la mujer bajo la luna mientras preguntaba con indiferencia.