Capítulo 204: La Desaparición del Hermano Mayor (1)


¿Cómo podía alguien que vivía recluido en su familia saber lo que estaba sucediendo en el mundo exterior? Además, comprender por completo la personalidad de alguien no es una tarea fácil. Sus acciones daban a entender que ella los conocía personalmente.

“Yue’er, ¿estás segur de que no conoces a Nangong Zi Feng?” Madam Sheng Yue estaba realmente curiosa, ya que Nangong Zi Feng estaba tan envuelta en capas de misterio que incluso la Familia Nangong no podía entenderla por completo.

Si esa persona era ahora el próximo oponente de Yue’er, su situación actual es peligrosa…

“No la conozco. Nunca escuche ese nombre.”

Mu Ru Yue negó con la cabeza.

De repente, pensó en el apuesto inmortal Bai Ze. Después de todo, tampoco conocía a Bai Ze, pero él sí parecía conocerla.

¿Podría haber un vínculo entre Nangong Zi Yue y Bai Ze?.

“Yue’er, algo le ha sucedido a la Familia Nangong en estos últimos años.” Madam Sheng Yue suspiró. “Tu hermano mayor, Xiao Feng, se preocupa por la seguridad del Dominio Sheng, por lo que se llevó a algunas personas a ese lado para investigar lo que estaba sucediendo. Si algo realmente sucedió, inmediatamente debemos hacer algo al respecto.

“De hecho, prefiero ir y simplemente aniquilar a la Familia Nangong para saldar todas las deudas del pasado y presente, pero tu hermano mayor, más tranquilo y pacífico, cree que la Familia Nangong quizá sea diferente del pasado, especialmente después de los grandes cambios con Nangong Zi Feng. Por lo tanto, decidimos tratar de entender más a nuestros oponentes antes de elegir un camino…”

Cuando Mu Ru Yue escuchó las palabras de Madam Sheng Yue, un rastro de luz pasó por sus ojos.

Después de este incidente, ella estaba realmente interesada en descubrir la razón por la cual Nangong Zi Feng quería lastimarla, por lo que ella misma debe hacer un viaje a la Familia Nangong.

Pero el momento no era perfecto… todavía. Ella debe mejorar su fuerza antes de ir a la Familia Nangong.

La fuente del espíritu sagrado es el símbolo del Dominio Sheng. Solo debe abrirse una vez cada tres años y por lo general, si querían abrirlo, se necesitaban dos expertos dentro del Reino Xiantian, más la ayuda de Madam Sheng Yue para activarlo.

El Anciano Xiao, sin embargo, era un experto con la misma fuerza que dos expertos dentro del Reino Xiantian.

Después de la apertura de la fuente del espíritu sagrado, quedaría inaccesible durante medio año. Madam Sheng Yue agarró a la mano de Mu Ru Yue con fuerza, había una clara reticencia escrita en su exquisito rostro.

Pero sabía que no debe contener a su hija, por lo que decidió dejarla ir…

Una vez que se cerró la fuente del espíritu sagrado, todos se fueron a esperar la próxima apertura, en medio año.

¿Quién sabía qué otra conmoción ocurriría dentro de este medio año…?

“¿Qué dijiste?” Xiao Tian Yu se levantó bruscamente. Su rostro se puso pálido mientras miraba furiosamente al hombre de mediana edad que había venido a informar. Apretó el puño y los dientes con tanta fuerza que se escuchó un crujido. “¿Dijiste que Feng’er ha desaparecido, que se desconoce incluso si esta vivo o no? ¿Que pasó? ¿Por qué Feng Er desapareció?”

El hombre de mediana edad tragó saliva y no se atrevió a mirar a Xiao Tian Yu a los ojos en ese momento.

“Joven Maestro, es la verdad. La gente que había seguido al joven Xiao todavía lo está buscando, pero no han podido encontrarlo en ningún lado, incluso después de buscar en toda la Ciudad Nan.”

“¡Familia Nangong!”

La intención de matar endureció la cara de Xiao Tian Yu.

No necesitaba pensar, ya que estaba seguro de que esto había sido perpetrado por la Familia Nangong. Si hubiera sabido que esto sucedería, no habría aceptado la petición de Feng’er, enviándolo como una oveja a la guarida del tigre.

“¡Si la Familia Nangong toca un cabello de la cabeza de mi hijo, definitivamente no los dejaré salir de esta! Alguien, informe esto a la Joven Madam y al Patriarca. Solo di… que algo le sucedió a Feng’er.”

Arrepentimiento…

Así es, Xiao Tian Yu realmente lamentó la decisión de aceptar la petición de su hijo. Decisión cuyo resultado fue la desaparición de su hijo.

Justo cuando Xiao Tian Yu salió de la habitación, una oleada de energía emanó de la fuente del espíritu sagrado…