Capítulo 201: Examen de Sangre (1)


“Dime la identidad de tu maestro.”

Mu Ru Yue dio unos ligeros pasos hacia adelante mientras su mirada asesina está fijada en el hombre. Al ver el idéntico rostro de Ye Wu Chen, un rastro de frialdad brilló más allá de sus ojos.

El hombre resopló con desdén mientras giraba su cabeza lejos de ella.

“¿Todavía no lo dices?” Mu Ru Yue sonrió, pero sus ojos emitieron su intento asesino. “¡Yan Jin, abre su boca para mí! Quiero escuchar las respuestas que deseo.”

Las cejas de Yan Jin, similares a dos espadas, se alzaron cuando se acercó al hombre, y se frotó el puño. “¿Debería este Mayor desgarrarte en cinco partes, o debería este Mayor usar la llama del infierno para quemar por completo tu alma? Lo mejor es que le digas a la niña lo que quiere saber, ¡y quizás pueda darte un final rápido!”

¡Swish!

Desde el cuerpo de Yan Jin empezaron a salir, y otras más danzaban dentro de sus dominantes ojos.

Sonrió un poco mientras estaba de pie ante el impostor que yacía en el suelo, su cabello ondeando bajo las llamas. Alzó la cabeza y miró con arrogancia a la persona con el mismo rostro que Ye Wu Chen.

El hombre era muy consciente de las amenazas que poseía Yan Jin, pero en secreto apretó los dientes, sin querer decir una sola palabra.

“Yan Jin, retrocede un paso.” Las cejas de Mu Ru Yue se arrugaron ligeramente mientras caminaba hacia el costado de Yan Jin. Ella abrió su palma, revelando una pastilla en el centro. “Esta es una píldora de la verdad, deja que lo consuma.”

Yan Jin no dijo nada, tomando en silencio la píldora de la mano de Mu Ru Yue. Con un gesto de su mano, un rayo negro de luz se disparó hacia el hombre. Aprovechando la boca abierta del hombre mientras gritaba de dolor, la píldora fue introducida en su boca con unos pocos dedos.

“¡Cough! ¡Cough!”

El hombre tosió dos veces antes de tratar de hurgar en su boca para expulsar la píldora; sin embargo, la píldora se licuó al instante una vez dentro, y el líquido se filtró por su garganta.

“Dime, ¿quién te envió?”

Mu Ru Yue caminó hacia él, deteniéndose directamente frente al hombre, mirándolo.

En ese momento, la mirada del hombre se volvió nebulosa cuando respondió, aturdido: “Fue el amo de mi familia.”

“¿Quién es tu maestro?”

“Nuestro maestro es la Joven Maestra de la Familia Nangong, Nangong Zi Feng.”

‘¿Nangong Zi Feng?’

Mu Ru Yue frunció el ceño, porque estaba segura de que nunca había escuchado tal nombre. ¿Por qué esa chica le había ordenado a sus subordinados hacerse pasar por Ye Wu Chen y venir a su lado?.

“¿Cuál es tu propósito al hacer esto?”

“No lo sé… La Joven Maestra no nos dijo nada, ella solo me ordenó que usara esta identidad para romper su relación… Si hubiera una posibilidad, debíamos matarte… No sé nada más que eso.”

Mu Ru Yue miró al hombre y vio que realmente no sabía los detalles de la situación.

‘¿Qué quería lograr Nangong Zi Feng al hacer todo esto?’

“Yan Jin, acaba con él.” Mu Ru Yue se dio la vuelta y salió de la habitación.

Dejó los asuntos restantes a Yan Jin.

Después de salir de la habitación, Mu Ru Yue respiró profundamente. Su próximo asunto urgente era hacer los preparativos para la prueba de linaje mañana…

Al día siguiente.

Justo cuando salió el sol, Mu Ru Yue, todavía dormida, fue despertada por Madam Sheng Yue. Ella la llevó al pasillo principal después de un rato, donde Xiao Tian Yu y Xiao Qing Qing la estaban esperando. Cuando Xiao Qing Qing vio a Mu Ru Yue, saltó del abrazo de Xiao Tian Yu y rápidamente se precipitó hacia Mu Ru Yue.

“Hermana mayor.”

Xiao Qing Qing abrazó el muslo de Mu Ru Yue, riendose adorablemente con una voz tan tierna que parecía imposible. Ella ya tenía tal apariencia a esta tierna edad, por o que definitivamente sería una devastadora belleza una vez que creciera.