Capítulo 195: ¿Quién eres tú? (1)


“En un inicio había querido darle un final rápido… Es una pena que no hayas aprovechado esa oportunidad. Para que mis ojos no se ensucien al mirar tu cuerpo, solo puedo hacer que no quede rastro de tu alma, y solo entonces serás liberada de este mundo…”

El hombre levantó su mano para quitar el polvo de su túnica antes de volverse hacia los territorios de la Familia Xiao. Ni siquiera le dio otra mirada a Xiao Min.

Xiao Min, dentro de las llamas negras, no podía suplicar por su vida o por una muerte más rápida, solo podía mirar con desesperación a ese hombre que se alejaba, conteniendo sus remordimientos sin límites.

Si… si tan solo su abuelo no la hubiera mimado tanto desde que era joven, tal vez no hubiera crecido tan arrogante y déspota. En otras palabras, ella no hubiera provocado a esta gente.

¡Todo fue culpa de su abuelo!

¡Fue su culpa por no ser lo suficientemente estricto!

Uno solo podía preguntarse cuán enfurecido estaría Xiao Yin si él resucitara y estuviera al tanto de esos pensamientos…

Noche.

La luz de la luna era débil, emitiendo apenas luz. En el momento que Mu Ru Yue yacía en su cama, una ola de sueño la golpeó. Trató de abrir los ojos, pero no pudo despertarse, y en medio de eso, le parecía ver a una figura entrando en su habitación…

El hombre estaba parado al lado de la cama, concentrado en la niña en la cama con un rastro de dulzura en sus ojos morados.

Un delgado dedo rozó la nariz de la joven antes de aterrizar en sus labios. Mientras la acariciaba con suavidad, su mirada se volvió increíblemente cálida. Cada movimiento de su dedo era muy gentil, como si temiera que la despertara bruscamente.

“Lo siento…”

El hombre murmuró esas palabras, y cualquiera podría decir que había dolor y tristeza en su voz, junto con infinita renuencia. Pero ¿qué podía hacer? Él no tenía ningún otro camino, todo lo haría para evitar dañarla…

Lentamente, bajó la cabeza para besar a los labios de la joven.

Su beso fue tan gentil, que este contenía todos los tiernos sentimientos que ese hombre no podía expresar abiertamente. Sin embargo, sintió que esto no era suficiente. Sus labios eran tan dulces y cálidos que lo hicieron querer mucho más…

El hombre separó los labios de la joven, y justo cuando estaba a punto de mover su lengua para saborearla, la joven que antes tenía los ojos cerrados despertó de repente.

Cuando los dos se miraron, el corazón del hombre tembló con violencia. Sin embargo, él no tenía la menor intención de liberarla…

Mu Ru Yue entrecerró los ojos y levantó la pierna para patearlo sin piedad, pero el hombre no esquivó y se quedó allí parado, soportando la patada en su parte más sensible.

Él gimió, pero todavía no estaba dispuesto a dejar ir a la joven después de probarla una vez más. El hombre agarró con fuerza la mano de la joven y la presionó sobre la cama.

“¡Déjame ir!”

La expresión de Mu Ru Yue se oscureció gradualmente.

Era desconocido el por qué ella sentía que algo peligroso provenía de este hombre…

“¿Por qué despertaste tan rápido?”

Mu Ru Yue se rio. “Soy una alquimista, ¿cuánto tiempo crees que ese insignificante agente incapacitante me dejará inconsciente? Dime, ¿quién eres? Inicialmente, te traté como Wu Chen, pero Wu Chen no usaría técnicas de ladrón de flores como un agente incapacitante para dejar inconsciente a una niña a altas horas de la noche.”

Cuando el hombre bajó la cabeza para mirar a la joven y vio la cautela en su rostro, su corazón se sintió como si hubiera sido violentamente atravesado por algo. Tenía tanto dolor, pero realmente no podía dejarla ir. “Sabrás quién soy en el futuro cercano”

Actualmente, no podía dejarle saber nada, ya que no quería que estuviera en peligro mientras estaba a su lado.

Una destello brilló más allá de los ojos de Mu Ru Yue mientras levantaba la mano para quitarle la máscara del hombre; sin embargo, el hombre la soltó en el momento en que tocó la máscara. Después de eso, sus túnicas plateadas desaparecieron en un instante mientras se dirigía a la puerta.