Capítulo 188: Proclamando Ascendencia (3)


Xiao Min estaba enloquecida del enojo.

No importaba lo arrogante y déspota que fue antes, definitivamente no se atrevería a ser tan descarada ante Xiao Tian Yu y su esposa. Pero contra todo pronóstico, ella había perdido por completo su racionalidad y solo quería destrozar a esta maldita chica frente a ella.

Cualquiera que haya experimentado lo que ella también tendría dificultades para mantenerse cuerdo.

¿Quién sabía que la chica ordinaria a la que había despreciado era de repente la Joven Maestra de la rama principal de la Familia Xiao? Era un puesto y un estatus por el que había luchado durante mucho tiempo.

¿Por qué fue capaz de lograr lo que ella no pudo?.

¿Se debía a que ella poseía la sangre de Xiao Tian Yu y Madam Sheng Yue?.

¡Esto no era justo!.

Xiao Min estaba tan enojada que apretó su puño mientras su delicado cuerpo temblaba. El dolor de sus uñas le recordó todo lo que esta chica le había hecho.

¡Pa!

Una mano de jade golpeó su rostro.

El crujiente sonido de la bofetada rompió la tranquilidad de la sala de debate, y del mismo modo, había despertado a Xiao Min de su estado de locura para levantar los ojos hacia el frío rostro de Madam Sheng Yue. En ese momento estaba tan asustada que su cuerpo tembló.

“Joven, Joven Madam…”

Xiao Min frunció sus labios, mostrando un claro sentimiento de queja en sus ojos.

“¡Que escandalosa!”, Gritó Madam Sheng Yue, con una expresión tan fría que su rostro dio la impresión de estar cubierto de hielo: “¿Quién te dio las agallas para insultar a mi hija?”

“Pero… ella fue la que me provocó primero, no solo hizo que destruyeran mi cultivación, sino que también me cortó el dedo.” Xiao Min levantó la mano y su dedo cortado alarmó a la multitud de ancianos en el salon.

Los ancianos cambiaron sus miradas a Mu Ru Yue y tomaron una respiración profunda.

Esta joven era tan venenosa a tan tierna edad… ¿Entonces qué sucedería en el futuro? Si ella fuera la hija de la Familia Xiao, la Familia Xiao llegaría a su final bajo sus manos.

“¿Mi hija te lastimó primero?” Madam Sheng Yue rió con frialdad, aclarando con un destello de burla en sus hermosos ojos: “Xiao Min, ¿fue ella quien te provocó? ¿Crees que no tengo ni idea de lo que está pasando? No me importa, por lo general confías en tu poder para oprimir a los demás, pero ahora lo has hecho con Yue’er. Dime, ¿por qué razón crees que te dejaré ir?”

Su helada mirada y su tono agudo eran como espinas que perforaban el corazón de Xiao Min.

Una capa de lágrimas cubrió los ojos de Xiao Min, pero justo cuando quería defenderse, fue interceptada por el frío tono de Madam Sheng Yue.

“Cuando estuviste afuera, en el exterior, tuviste un capricho con el novio de Yue’er y querías arrebatarselo, por lo que incluso usaste mi propio apellido y nombre para amenazarla. Oí que te diste a conocer como mi hija, pero no sé cuándo adopté a una hija tan sinvergüenza. ¿Qué requisitos tienes para proclamarte como mi hija?”

El cuerpo de Xiao Min se estremeció levemente cuando se mordió los labios, demasiado asustada para decir algo.

“Intentaste usar el poder de la Familia Xiao para arrebatarle a ese hombre, y cuando eso no funcionó, fuiste a buscar problemas con Yue’er al desafiarla a una pelea. Debido a que tus habilidades eran inferiores a las de ella, recurriste a usar la técnica prohibida de la Familia Xiao con la esperanza de matar a mi hija, así que ya era indulgente que mi hija y su novio no te mataran en nombre de la Familia Xiao. ¿Qué más quieres? ¿Ofendiste por accidente a un experto en el exterior que se infiltró en mi Familia Xiao para cortarte el dedo? Incluso pensaste en echarle la culpa a Yue’er, ¿crees que los demás no estarían al tanto de todo esto? Es realmente ridículo, ya que Xiao Lin vio todo lo que sucedió.”

Xiao Lin, quien había estado siguiendo detrás a Xiao Tian Yu y su esposa, casi se cae después de escuchar lo que dijo Madam Sheng Yue.

‘Así que la Joven Madam también tiene sus momentos desvergonzados…’