EAA — Capítulo 187

0

Capítulo 187: Proclamando Ascendencia (2)


Un grupo de ancianos se miraron unos a otros en la sala de discusión, pues no sabían lo que el Patriarca quería anunciar en esta reunión. La puerta de la sala de discusión se abrió de nuevo, justo cuando la multitud estaba llena de curiosidad.

Xiao Tian Yu y su esposa caminaron uno al lado del otro, seguidos por una hermosa joven que caminaba al lado de Madam Sheng Yue.

Sus ropas sencillas revoloteaban por la brisa del lugar. El rostro de la joven era excepcional, y su expresión era tan fría como sus ojos, usando solo unos pendientes de color jade que se balancearon constantemente debido a la brisa.

Había una pequeña bestia negra en el abrazo de la joven cuyo cuerpo era como la gelatina, y se veía muy lindo con tal cuerpo blando. A simple vista parecía inofensivo.

Cuando ella entró, la multitud se calmó cuando sus murmullos fueron detenidos por la curiosidad.

¿Quién era esta jovencita? La sala de discusión no era accesible para la gente común. Además, ella vino con el Joven Jefe de la Familia Xiao y su esposa…

“¡Es ella!”

Cuando la mirada de Xiao Yin cayó sobre el rostro de la joven, sus ojos se volvieron rojos del odio. Apretó los puños con fuerza y ​​se levantó.

“¡Mu Ru Yue, entonces es cierto que estás en mi Familia Xiao!” Xiao Yin apretó los dientes y la miró con ferocidad. “Lastimaste a mi nieta cuando estaba fuera de la familia y ahora le cortaste el dedo después de venir a la Familia Xiaoc ¿crees que puedes vivir después de lastimar a mi nieta? ¡Desde que tocaste su dedo, tomaré tu vida como compensación!”

Xiao Min resultó herida de gravedad y su cultivo fue destruido cuando viajó al exterior, por lo que tuvo que ser llevada de regreso. La Familia Xiao no sabía que el incidente había sido hecho por esta joven.

“¡Tos!” El Viejo Xiao tosió secamente para aclararse la garganta. “A todos los ancianos, tengo algo que anunciar hoy.”

Una fría mirada se dirigió hacia Xiao Yin, cubriendo su rostro de oscuridad por un momento, pero cuando miró a Mu Ru Yue, su mirada se volvió amable.

“¿Recuerdan que hace unos dieciséis años, el bebe de mi hijo y su esposa fue robado?”

El Noveno Anciano miró al viejo y reflexiona durante un rato antes de responder: “Patriarca, ¿no había sido tal bebé asesinado por la Familia Nangong?”

El Viejo Xiao rió entre dientes. “¿Asesinado? ¿Cómo pudo pasar eso? Un subordinado de la Familia Nangong no pudo soportar matarla, por lo que entregó a mi nieta en una casa del mundo exterior para ser criada allí. Recientemente, esta pareja fue a reconocerla, y la razón por la que los he convocado hoy es para permitir que mi nieta proclame su ascendencia y regrese a la Familia Xiao.”

Todo el mundo quedó atónito por un momento mientras lanzan miradas llenas de curiosidad hacia la joven junto a Madam Sheng Yue.

¿Podría ser que esta chica fuera la hija perdida del Joven Jefe?.

“Así es, ella es mi nieta, la que había sido secuestrada por la Familia Nangong”. Viendo a la multitud enfocada en Mu Ru Yue, el Viejo Xiao levantó la cabeza y lo admitió con orgullo.

“¿Qué?” Xiao Yin se sorprendió cuando dirigió una mirada asesina hacia Mu Ru Yue, como si quisiera perforar un par de agujeros en el cuerpo de esa chica joven.

“¡Eso es imposible!”

Sin esperar a que Xiao Yin lo reprendiera, se escuchó un delicado grito dentro de la sala de discusión.

Las lesiones de Xiao Min aún no se habían recuperado, pero había venido a ver cómo su abuelo lidiaba con Mu Ru Yue; sin embargo, ¿quién sabía que ella escucharía tales palabras? No pudo soportar la situación y entró corriendo a la habitación.

Nadie ahí dentro podía decir si era por sus heridas, o por lo que dijo el viejo Xiao, pero la actual Xiao Min tenía un rostro extremadamente pálido. Ella observó a Mu Ru Yue con furia y celos.

Ni siquiera pensó en lo que iba a decir debido a su enojo.

“¿Qué derecho tiene esta perra de poseer el linaje de mi Familia Xiao? ¡Ella es indigna!”