EAA — Capítulo 185

0

Capítulo 185: Regreso a Casa (5)


Xiao Lin suspiró. Pero justo cuando quería cumplir la orden de Madam Sheng Yue y proteger a Mu Ru Yue, la pequeña bestia en el abrazo de esta joven levantara la cabeza mientras el destello de una luz tiránica y fría se podía ver en sus ojos negros, los cuales eran como abismos ilimitados.

Después de eso, vio una luz negra salir desde la bestia, quedando el dedo de Xiao Min, que había estado apuntando a Mu Ru Yue, hecho añicos en un abrir y cerrar de ojos. La sangre se esparció de inmediato en todas partes, y un grito desgarrador hizo eco en toda la Familia Xiao…

Xiao Lin quedó atónito por un momento antes de darse la vuelta, sacudiendo la cabeza mientras sonríe con amargura.

‘La Joven Maestra no parece necesitar protección, parece que Madam realmente menospreció a la Joven Maestra…’

Mu Ru Yue ni siquiera siguió mirando a la inconsciente Xiao Min cuando se dio vuelta para irse. Su indiferencia hizo que pareciera que nada había pasado…

Dentro de una sala de entrenamiento, las túnicas grises revoloteaban sin viento. Xiao Yin estaba ahora en el punto más crítico de su entrenamiento, y de repente escuchó una voz ansiosa desde afuera de la sala de entrenamiento.

«Anciano, algo terrible ha sucedido.»

Xiao Yin frunció el ceño, y con un poco de impaciencia levantó la cabeza para mirar a la persona que había entrado. «¿Qué ha pasado para que hagas tanto escándalo?»

«Al… algo le pasó a la Joven Maestra». El hombre continuó, asustado, «La Joven Maestra fue herida dentro de la Familia Xiao., uno de sus dedos fue cortado.»

«¿Qué?»

Xiao Yin se levantó, poseído por una furia intensa. Después de gritar, perforó la pared con su brazo, creando un gran agujero en un instante.

«¡Quien lastima a mi nieta dentro de la Familia Xiao está buscando la muerte!»

Apretó los dientes con fuerza y ​​con los ojos inyectados en sangre, gritó con furia, «¡Llévame a ver a Min’er, ahora!»

El cuerpo de Min’er no se había recuperado por completo después de usar la técnica prohibida de la Familia Xiao, tampoco estaba contenta de ser derrotada por una basura. Ahora, ¿un bastardo se atrevió a tocar a su nieta? ¡Esa persona debe estar buscando la muerte!.

¡Definitivamente no dejaría ir a esa persona!

Dentro de una habitación, Xiao Min consumió una pastilla y poco a poco se despertó, aún podía sentir el dolor punzante saliendo de su dedo. Ella saltó al abrazo de Xiao Yin y gimió.

«Abuelo, debes vengar a Min’er.»

La cara de Xiao Min palideció por el dolor y las lágrimas que salieron de sus ojos la hicieron ver muy lamentable.

«Min’er, ¿qué pasó?» Xiao Yin miró a su nieta con dolor. Este era el último ser de carne y hueso con el que su hijo y susodicha esposa lo dejaron.

¿Cómo no podría sentir dolor al verla así?.

«¡Abuelo, es esa perra!» Xiao Min apretó los dientes con odio cuando recordó el maldito rostro de Mu Ru Yue. «Mi salud actual, todo fue por culpa de esa perra, y no sé por qué vino a nuestra Familia Xiao, pero abuelo, debes ayudarme a matar a esa perra. ¡Debo dejarla morir una muerte terrible!»

Su estado actual y lamentable era todo por culpa de esa perra.

‘A partir de ahora, entre tu y yo solo uno puede sobrevivir… Mientras yo, Xiao Min, viva, ¡definitivamente no dejaré que esa perra viva también!’

«Abuelo, ella no se atrevió a poner ninguna importancia en mí, así que es seguro que conozca a algunas personas de la Familia Xiao y se desvió sola, estoy segura que solo está dependiendo de sus conexiones, pero el abuelo es un Anciano de la Familia Xiao. Si vas y hablas ante el Patriarca de la Familia Xiao, el patriarca definitivamente se pondrá de nuestro lado y matará a esa perra. ¡Incluso si conoce a unas cuantas personas de la Familia Xiao, estoy segura que va a morir!”

Un rastro de maldad apareció en los ojos de Xiao Min.

‘¡Mu Ru Yue, no importa qué, vas a morir aquí!’