EAA — Capítulo 173

0

Capítulo 173: Reunión Familiar (6)


Mu Qing parecía haber adivinado lo que estaba pasando, y miró con incredulidad a la belleza cuya sonrisa era tan fría como el hielo. En ese instante, él sintió como si le hubieran colocado una cuchilla en el cuello.

Miedo…

Mu Qing sintió un miedo sin precedentes en ese momento…

“¡Padre!”

“¡Papi!”

Dos voces lo llamaron desde afuera..

Mu Ting Er y Mu Yi Xue, ambas atadas como orugas, fueron arrojados frente a Mu Qing.

Sus dos hijas, quienes inicialmente tenían una apariencia similares a una hermosa flor o a invaluables piezas de jade, parecían ahora inhumanas. Sus cabellos, antes brillantes, se habían secado y desordenado; sus rostros tenían un tono amarillo y eran delgadas y débiles. Era obvio que estaban experimentando una vida inhumana.

¡Además, todo fue causado por esa perra Mu Ru Yue!.

Mu Qing hervía de odio, pero ¿qué podía hacer? Incluso si no estuviera Madam Sheng Yue, aún no era capaz de tratar con esa chica.

“¿¡Quién eres tú!? ¿¡Quién te permitió irrumpir en mi Familia Mu!?”Mu Yi Xue gritó como un loco hacia Madam Sheng Yue, mientras su delgado y débil cuerpo se estremecía levemente.

Madam Sheng Yue frunció el ceño. “¿Te atreves a gritarme? ¿Cómo debería ocuparme de ti? ¿Debería desfigurarte o tirarte a una horda de bestias mágicas? Creo que este último te conviene más, ya que con tu apariencia actual no habría ninguna diferencia si tu rostro estuviera desfigurado.”

Mu Yi Xue se estremeció con violencia y, con los ojos llenos de miedo, exclamó: “¡No!”

“Solo mirate, solo te he asustado un poco y ya has gritado. No he pensado en cómo tratar contigo… ¿Podría ser que quieres que alimente a esas bestias mágicas viciosas contigo? Es una pena que esas bestias sean demasiado perezosas para comérselas a ambas desde que ustedes dos no tienen carne en esos cuerpos.”

En ese momento, Mu Yi Xue esperaba que pudiera perder el conocimiento, pues eso sería mejor que ser torturada mental o físicamente por ella.

“Papá, ¿quiénes son estas personas? ¿Por qué han venido a nuestra Familia Mu?”

El miedo de Mu Qing era similar al de Mu Yi Xue, pero estabilizó con vigor sus emociones e hizo presentaciones “Son de la Familia Xiao del Dominio Sheng, esa persona es Madam Sheng Yue.”

¿Familia Xiao del Dominio Sheng?.

Mu Ting Er no pudo evitar retroceder tras escuchar eso.

Recordó que Xiao Min era de la Familia Xiao del Dominio Sheng… Fue debido a su persuasión que Xiao Min había ido a buscar al Rey Fantasma y a Mu Ru Yue. Después de eso, cuando Xiao Min fue derrotada por Mu Ru Yue, el Rey Fantasma había destruido su cultivación.

Si no hubiera sido por ella, eso no habría sucedido. Por lo tanto, a pesar de que estaba celosa y odiaba el poder de Mu Ru Yue, había estado preocupada de que la Familia Xiao la persiguiera por este asunto… ¿Podría ser que hayan venido a su Familia Mu para vengar a Xiao Min?.

“Esta joven señorita parece tener algo que decir”, dijo Madam Sheng Yue con una fría sonrisa, había captado con claridad las emociones en los ojos de Mu Ting Er.

La cara de Mu Ting Er palideció al instante, cuando apretó los dientes y dijo: “Madam, expliquese, ya que no tengo nada que decir.”

“¿Es así?” Madam Sheng Yue miró a Mu Ting Er con una sonrisa que no era una sonrisa. “Marido, ella no está dispuesta a hablar, ¿qué haremos? ¿Qing Qing no dijo que quería un juguete? ¿Qué tal si traemos de vuelta a esta chica como un juguete para que Qing Qing juegue después de que rompamos sus extremidades, le cortamos la lengua y sacamos los ojos?”

Xiao Tian Yu la abrazó y dijo con una tierna mirada: “Lo que Yu’er quiera.”

Madam Sheng Yue sonrió y dirigió su mirada a Mu Ting Er. “Dinos lo que quieres decir… ¡Jeje! Si pierdes esta oportunidad, te convertirás en el juguete de mi hija. Mi hija cortó su otro juguete en ocho grandes pedazos, así que necesito encontrar otro para ella.”