EAA — Capítulo 169

0

Capítulo 169: Reunión Familiar (2)


Li Lu no participó en el entrenamiento.

La Residencia Mu debía ser atendida, por lo que Mu Ru Yue había dejado que Li Lu investigara para obtener noticias sobre Ye Wu Chen, pero no hubo noticias de él en los últimos dos meses.

Justo cuando Mu Ru Yue entró en la Residencia Mu, Li Lu corrió con prisa. Una vez que miró a Mu Ru Yue, se dirigió entusiasmado a saludarla.

“Maestra, has regresado, esto es genial, ya que estaba a punto de buscarte.”

Al examinar la expresión de Li Lu, el corazón de Mu Ru Yue se estremeció cuando ella preguntó ansiosamente: “¿Son estas noticias sobre Wu Chen?”

Li Lu se enfrentó a Mu Ru Yue y negó con la cabeza suavemente.

Mu Ru Yue se volvió melancólica una vez más…

“Maestra, no hay noticias sobre el Rey Fantasma, pero aún hay buenas noticias. He venido para hacerle saber que constantemente han surgido rumores sobre cómo la Secta Santa parecía haber ofendido a un experto, e incluso algunas de sus ramas de secta fueron destruidas por ese experto. A partir de estos rumores, el experto usó una máscara de plata, y nadie ha visto su verdadera apariencia.”

¿Máscara de plata?.

¿Podría ser Wu Chen?.

El corazón de Mu Ru Yue se relajó gradualmente, de ahora en adelante ella podría concentrarse de todo corazón en mejorar sus poderes. Una vez que hubiera logrado eso, ella podría enfrentar esta prueba junto con él… Ella no quería ser una carga…

Li Lu no notó el cambio en la expresión de Mu Ru Yue mientras continuaba, “Maestra, ¿no cree que esto es una gran noticia? ¿No era la Secta Santa tan abrumadora? Ahora algunas ramas de secta han sido destruidas por alguien, y según los rumores, el Patriarca de la Secta Santa estaba furioso. Realmente no sé quién está haciendo esto, pero es muy satisfactorio. ¡Jaja!”

Aunque no había visto a los dos expertos de la Secta Santa, había oído que eran muy poderosos. Pero entonces, ¿y qué si fuera la Secta Santa? ¿No estaba siendo destruida por alguien mientras hablaban?.

Mientras pensaba en esto, Li Lu tuvo el impulso de levantar la cabeza y reírse.

Una pareja amorosa caminó por las calles de Ciudad Fénix en este momento, atrayendo la atención de todos hacia ellos.

La apariencia de la señora era excepcional, ya que cada gesto que hacía era elegante y natural. Vestía ropas de seda dorada que ondeaban con la brisa, dándole un aspecto noble y hermoso.

El color dorado la complementa muy bien.

Pero a su lado había un hombre vestido de verde, cuya apariencia parecía haber sido perfeccionada como si de una escultura se tratase. Sus ojos grises miraron con ternura a la bella mujer que estaba a su lado, esa gentileza solo podría haber aparecido si él la amaba hasta los huesos, desde el mismísimo fondo de su corazón.

Los dos parecían tan armoniosos que nadie pensaría que existiera alguien capaz de romper su relación.

“Yu’er, pronto conoceremos a nuestra hija.”

Su hija, perdida durante muchos años, en la que habían pensado durante cada minuto…

“Cariño”. Madam Sheng Yue tomó con fuerza la mano de Xiao Tian Yu. Su propia mano, tan pura como el jade, no pudo evitar temblar… Ella reprimió su nerviosismo y sonrió un poco. “Ayudemos a vengar a nuestra hija antes de ir a conocerla, he oído que nuestra hija había sido intimidada por la Familia Mu durante todos estos años.”

Madam Sheng Yue se llenó de ira después de escuchar las investigaciones sobre el pasado de su hija.

La hija de su Familia Xiao, la verdadera Joven Maestra de la rama principal, había sido intimidada por un clan familiar a tal punto que casi la obligaron a morir. Si no fuera por la tenaz fuerza de vida de su hija, tal vez ya hubiera visitado al Rey del Infierno.

Solo los cielos saben cuantas emociones estaban en su corazón al leer esas noticias.

Esa maldita Familia Mu tuvo las agallas para tocar a su preciosa hija. ¡Haría que se arrepientan de todo lo que habían hecho!.