EAA — Capítulo 161

0

Capítulo 161: Un Reto (4)


Xiao Min siempre había sido arrogante y déspota dentro del Dominio Sheng. ¿Cómo podría darle importancia a una chica normal cuando se atrevía a actuar como siempre lo había hecho en el Dominio Sheng?.

Al principio, tenía curiosidad sobre el Rey Fantasma debido a Mu Ting Er. Después, fue su exquisita apariencia, pero eso tampoco fue todo. Como niña de la Familia Xiao, entendió con claridad lo que necesitaba.

Ella quería una persona que la tratara con tal entusiasmo, no solo a una cara bonita, sino también a un gran poder.

Era obvio que el Rey Fantasma conocía sus ideales.

Al principio, había dejado el Dominio Sheng para escapar de los arreglos de su abuelo, pero ¿quién podría adivinar que conocería a su pareja ideal en este lugar? Ella realmente no sabía cómo existía un hombre tan sobresaliente en este mundo, debía obtenerlo, incluso si era por medios oscuros.

«Este desafío es un poco infantil para mí, especialmente porque es para arrebatar a un hombre». Mu Ru Yue no habló por un momento antes de dirigir una mirada muy fría hacia el arrogante y satisfecho rostro de Xiao Min. «Pero dado que estás tan interesada, será malo si no acepto.»

Xiao Min sonrió con frialdad… Como esta mujer tenía las agallas para aceptar el desafío, definitivamente le daría una lección.

«Todos los presentes, escuchen». Xiao Min volvió la cabeza para mirar a la multitud allí presente. Con una sonrisa burlona en su rostro, continuó, «Yo soy de la Familia Xiao del Dominio Sheng, y voy a tener un duelo con esta chica… a muerte.»

La multitud empezó a susurrar una vez que escucharon que era un duelo que podría llevar a la muerte de uno de ellos.

¿Familia Xiao del Dominio Sheng? ¿Dónde estaba ese lugar? No habían oído hablar de ellos antes. No obstante, hubo algunos que sí conocían algunos rumores sobre la Familia Xiao del Dominio Sheng y, por ende, les dijeron a los demás qué tipo de lugar era.

Todo el mundo tomó una respiración profunda después de escuchar cuán formidable era la Familia Xiao…

Como la Familia Xiao era tan fuerte, esta chica también debería ser poderosa, así que ¿sería un rival la prometida del Rey Fantasma? ¿No estaría buscando la muerte si ella luchaba contra la extranjera?.

No importa lo que pensaran los demás, Mu Ru Yue ya había aceptado este duelo.

Y, sin previo aviso, Xiao Min comenzó a hacer sus movimientos…

Un largo látigo apareció en su mano, el cual surgió como un dragón cuando lo balanceó en dirección a Mu Ru Yue, enroscándose en su muñeca.

Mu Ru Yue frunció el ceño, pero aún permanecía inexpresiva. Hubo un débil y frío destello en sus ojos cuando su cuerpo estalló con una poderosa aura.

«¡Perra!» Xiao Min se mordió los labios con fuerza mientras movía el látigo hacia el cuerpo de Mu Ru Yue.

Mu Ru Yue se movió hacia un lado, evitando el próximo ataque de Xiao Min, pero cuando esta última noto que podía esquivar su ataque, su expresión se oscureció y se volvió más agresiva con sus siguientes ataques.

No importa qué, Xiao Min fue nutrida por la Familia Xiao, y como Mu Ru Yue había transmigrado por solo un año, la disparidad de fuerza era grande. No obstante, esa distancia podría complementarse con pastillas…

Dicho eso, píldora tras píldora entró en su boca, convirtiéndose en fuerza a medida que la energía en ellas recorría con lentitud todo su cuerpo.

Cuando la multitud vio que se metía píldoras en la boca como si fueran dulces, estaban tan celosos que casi se enrojecieron. Más importante aún, esas píldoras funcionaron en el instante en que las consumió, convirtiéndose en parte de su fuerza.

¿No fue este efecto un poco demasiado perverso?.

Las píldoras eran artículos preciosos en el mundo, entonces ¿quién estaría dispuesto a consumirlas como si fueran dulces?.