EAA — Capítulo 16

0

Capítulo 16: Crisis Matrimonial (1)


En una gloriosa y lujosa sala del trono, un anciano vestido con una túnica de dragón amarillo brillante se sentó en la plataforma dentro de la sala. Una chica hermosa y seductora estaba sentada a su lado. Ella se veía muy joven. Su hermosa y conmovedora apariencia haría que cualquier hombre no pudiera reprimir sus deseos. Esto incluía al Emperador de Zi Yue, que ya era demasiado viejo para tener la suficiente energía para asuntos de cama.

Cuando Mu Ru Yue salió al pasillo, recibió la atención de todos.

En la sala del trono, excluyendo al Emperador de Zi Yue y su concubina imperial más amada, también había algunos funcionarios, como el canciller, y algunos descendientes de la familias reales.

«Es ella.»

Ye Yi Hua acarició excitadamente su barbilla. ¿No era ella la desafortunada persona que había actuado como amortiguador durante la caída de ese tonto? No había podido olvidar la mirada que le lanzó ese día.

Esa chica era interesante, pero era una pena que fuera la basura de Ciudad Fénix.

«Saludos a Su Majestad.» Mu Qing se arrodilló y usó sus manos para tirar constantemente de Mu Ru Yue, quien no respondía. Él la fulminó con la mirada, diciendo: «¿Por qué estás aturdida? ¡Arrodíllate rápidamente para saludar a Su Majestad!»

Mu Ru Yue aún no respondía. Él podía sentir la terquedad emitida por su fría mirada.

Como una persona que había vivido dos vidas, solo se arrodillaba ante dos personas.

Uno era el maestro de su vida anterior que la había enseñado con todo su corazón. El otro era su abuelo, que la había mimado hasta los huesos y que le había entregado el Libro de la Alquimia.

Aparte de esos dos, ella preferiría morir antes que deshacerse de la arrogancia en sus huesos para después arrodillarse ante los demás.

«¡Mu Ru Yue!»

Al ver la expresión del Emperador oscurecerse, Mu Qing se puso ansioso y gritó suavemente. ‘¿Cuándo esta hija delincuente resultó ser tan indisciplinada? No importaba si ella moría sola, ¡pero sería un crimen si implica a toda la Familia Mu!’

«¡Impudente! Nosotros…»

«¡Su Majestad!»

De repente, una dulce voz sonó desde su costado.

El Emperador de Zi Yue desvió su mirada de Mu Ru Yue y miró tiernamente a su mujer más querida. Él preguntó: «Querida concubina, ¿cuál es el problema?»

«Su Majestad, su sirvienta está un poco hambrienta». Ji Ru Ya se frotó la barriga y, con una sonrisa tímida, dijo: «Su sirviente quiere que Su Majestad la acompañe a comer después de que arregle las cosas aquí.»

«¡Jaja!» El Emperador de Zi Yue se rió mientras abrazó a Ji Ru Ya con una mano grande y dijo con tiernos sentimientos: «Muy bien, rápidamente arreglaremos las cosas aquí para acompañar a mi querida concubina con su comida.»

«Entonces esta sirvienta le agradece a Su Majestad de antemano» Ji Ru Ya reprimió su disgusto en su corazón al revelar una sonrisa feliz en su rostro absolutamente espléndido.

Cuando la atención del Emperador de Zi Yue todavía estaba sobre ella, ella volvió su mirada hacia Mu Ru Yue y secretamente le guiñó un ojo. Esto confirmó el pensamiento de Mu Ru Yue de que esa mujer la estaba ayudando a propósito.

‘¿Por qué? Definitivamente no me había conocido antes de este día, entonces ¿por qué me estaba ayudando?‘

«¿Eres Mu Ru Yue?» El Emperador de Zi Yue miró a la delicada joven. Suspiró en secreto al pensar que esta Mu Ru Yue de la Familia Mu ya tenía una apariencia que podría causar la caída de un país y un enorme sufrimiento a la gente a una edad tan joven. Si no fuera porque era una basura, Feng‘er probablemente no habría estado tan ansioso por retirarse del matrimonio.

«En efecto.» Mu Ru Yue miró directamente a los ojos del Emperador de Zi Yue sin miedo.

La acción de Mu Ru Yue causó que el Emperador de Zi Yue mostrara un ceño fruncido, pero no estalló. Él usó un tono frío cuando dijo: «Te habíamos ordenado que vinieras hoy para un asunto. Inicialmente no lo pensamos bien cuando ordenamos el matrimonio entre usted y el Príncipe Heredero Jing. Ahora deberíamos terminar ese compromiso y la ayudaremos a elegir otro esposo. Todos los príncipes y miembros de la realeza aquí hoy en día no han tenido una esposa principal, por lo que no debes sentirte mal si te casas con ellos.»

Al escuchar sus palabras, todos los príncipes y miembros reales no pudieron evitar retroceder unos pasos.

A pesar de que esta niña tenía una apariencia que podría volcar el país e incluso si era basura, ella todavía era la hija de la Familia Mu. Si fueran a su mansión, definitivamente no sería solo una concubina. ¿Pero cómo podían dejar que una basura así se titulara como su esposa principal?.

Una basura no proporciona ninguna ayuda.