EAA — Capítulo 159

0

Capítulo 159: Un Reto (2)


Xiao Min frunció los labios un poco mientras levantaba la cabeza para mirar al hombre con una belleza divina guapo frente a ella. En este instante, su corazón se detuvo durante un segundo.

Xiao Min no sabía por qué la figura de este hombre seguía apareciendo en su mente durante los últimos días. Tal vez fue solo la curiosidad que sintió al principio hacía este hombre pero, después de interactuar con él, comprendió lo excepcional que realmente era.

Si ella pudiera tenerlo como su otra mitad, entonces estaría satisfecha toda su vida…

“Señor Wu Chen, en esta ocasión he venido a buscarlo por algunos asuntos”. Xiao Min miró con timidez al hombre que tenía delante. “No puedo soportar que esa siniestra chica engañe al señor Wu Chen, así que he venido para decirte todo. Esa chica no te ama en realidad, ya que en el pasado le arrebató a su hermana mayor su prometido, y ahora, como quiere estar con el señor Wu Chen, abandonó a ese hombre. Una chica como ella no es digna de la gentileza del señor Wu Chen, ¿quién sabe si engañará al señor Wu Chen algún día?”

Ye Wu Chen entrecerró los ojos.

En ese momento, Xiao Min sintió como si el aire a su alrededor desapareciera mientras observa con asombro al hombre que tenía delante.

Ella podría ser contada como un talento en el Dominio Sheng. ¿Cómo es posible que este hombre la pudiera oprimir cuando él ni siquiera hacía nada? ¿Cuánto poder poseía para hacer tal clase de movimiento?.

Esta vez, ella había encontrado un hombre sobresaliente…

“¿Dominio Sheng? ¿Familia Xiao?” Ye Wu Chen rió entre dientes, imbuyendo de frialdad a su encantadora sonrisa mientras continúa, “Mu’er no es compatible conmigo, ¿pero tú sí?”

La sonrisa del hombre era excepcionalmente bella, causando que los latido del corazón de Xiao Min se aceleraran. Ella se mordió el labio. “Señor Wu Chen, ya debes estar consciente de mi identidad, soy una persona de la Familia Xiao, presente en el Dominio Sheng. Además, Madam Sheng Yue es mi madre adoptiva, por lo que si te casas conmigo, es seguro que recibirás muchos beneficios. No habrá una segunda oferta si pierdes esta oportunidad.”

Esta identidad era el orgullo de Xiao Min.

Ella hacía cosas en nombre de la Familia Xiao muy a menudo, ¿cuántas personas podrían haber querido no recibir el favor de ella una vez que escucharan el nombre de la Familia Xiao del Dominio Sheng? Con este hombre no debería suceder lo contrario…

“¿La hija de Madam Sheng Yue?” Ye Wu Chen curvó sus labios, mostrando un rastro de frialdad en su exquisito rostro, “Por lo que sé, hay una persona entre las ramas secundarias de la Familia Xiao que está tan desesperada en ser parte de la familia principal que le pidió a Madam Sheng Yue adoptarla. Al final, ella fue rechazada por Madam Sheng Yue, y aún así, ella se extendió en persona las noticias de que Madam Sheng Yue sí la había adoptado para así alcanzar su estatus actual.”

La cara de Xiao Min palideció mientras observa, sorprendida, a Ye Wu Chen.

¿Por qué este hombre sabe acerca de esto con tanto detalle?.

“Incluso si ese es el caso, todavía soy de la Familia Xiao… El señor Wu Chen es una persona inteligente, debe estar consciente que la chica es solo una persona común. ¿Cómo puede ser comparable con la Familia Xiao del Dominio Sheng? Con lo sobresaliente que eres, señor Wu Chen, si te casaras con la Familia Xiao, no cabe la menor duda que obtendrás muchas ganancias. Además, esa chica es tan voluble y caprichosa.”

Xiao Min mordió su labio rojo, luciendo como si fuera un cerdo que no temía ser hervido.

En un instante, la luz en los ojos de Ye Wu Chen se oscureció de manera gradual…

Justo cuando quería decir algo más, sintió que una mano apretaba su garganta sin piedad. Fue entonces cuando un miedo ilimitado se filtró en su corazón, haciendo que su cuerpo se estremeciera.

De hecho, en ese entonces sintió que su vida no estaba bajo su control.