EAA — Capítulo 15

0

Capítulo 15: El Emperador Solicitó Una Audiencia


En el salón de la Familia Mu, Mu Qing tenía una expresión desagradable cuando se sentó en el asiento del Maestro de la Familia junto con Mu Ting Er y Mu Yi Xue a su lado.

Al ver a Mu Ru Yue llegar tarde, Mu Yi Xue muestra una sonrisa eufórica, encontrando la felicidad de una inminente desgracia. En comparación, Mu Ting Er, que vestía un elegante vestido amarillo, intentaba convencer a Mu Qing para que no castigara a Mu Ru Yue.

“Hermana Mayor Ting Er, eres muy bondadosa.” Viendo a Mu Ting Er tratando de ayudar a Mu Ru Yue, Mu Yi Xue resopló con frialdad. “Es por tu bondad que te intimida. ¿Has olvidado cómo te trató ese día? Ella te señaló y gritó que eras solo una hija adoptiva. A pesar de que la Hermana Mayor Ting Er es adoptada, ella ya ha traído mucha cara a nuestra Familia Mu. ¿No has oído a todos los nobles hermanos elogiarte? Por otro lado, cierta persona que solo sabe comer y permanecer en la familia es literalmente inútil. Por desgracia, ese tipo de persona es la verdadera Joven Maestra de la Familia Mu. Si la Hermana Mayor Ting Er fuera mi hermana de sangre, estaría satisfecha de por vida.”

“¡Xue’er!”, Expresó la ira de Mu Ting Er en su rostro, pero todavía había una satisfacción no disimulada en sus ojos. “Todavía son hermanas del mismo padre, no te excedas.”

“¡Pero realmente esperaba que la persona a la que madre hubiera dado a luz fuera, en cambio, la Hermana Mayor Ting Er!”

Mu Yi Xue hizo un puchero, sintiéndose ofendida cuando su Hermana Mayor Ting Er la regañó por esa basura. Esto hizo que su odio hacia Mu Ru Yue se intensificara.

Esa basura era tan insensible. Incluso cuando su hermana mayor, Ting Er, la trató tan bien, todavía se aferraba al Príncipe Heredero Jing, incluso cuando no podía igualarlo de ninguna manera.

Mu Ru Yue sólo cruzó sus brazos sobre su pecho de principio a fin, observando con tranquilidad el espectáculo. Había una sonrisa helada en su rostro mientras se mantenía calmada y concentrada.

Esto hizo que Mu Ting Er no pudiese distinguirla. Con el temperamento habitual de Mu Ru Yue, ella ya habría hecho un alboroto.

“¿Cuál es el problema?” Preguntó Mu Ru Yue con las cejas ligeramente levantadas. Su voz demostraba pereza, por no estar del todo despierta. “Si no hay nada importante, regresaré a mi habitación.”

La expresión de Mu Qing se oscureció. “¿Es este el tipo de actitud que deberías estar usando hacía tu padre?”

“¿Hmm? Entonces, ¿puedes decirme con qué tipo de actitud debo tratarlo?”

“Tú…” La tez de Mu Qing se puso pálida debido a la ira. ¡Esta jovencita era realmente demasiado indisciplinada y rebelde!.

“Padre, por favor cálmate”. Mu Ting Er ayudó apresuradamente a tranquilizar a Mu Qing para calmar su respiración. Luego levantó la cabeza y miró con impaciencia a la joven mientras respondía: “Hermana mayor, padre solo está preocupado por ti. Cuando se enteró de que fuiste a participar en la prueba del salón de pruebas… ”

“¡Ting Er!” Mu Qing soltó la mano de Mu Ting Er. Parecía frío y sombrío. “¡Deja de ayudar a esa delincuente! Mu Ru Yue, cuando los funcionarios estaban cenando anoche, ¿sabes lo que dijeron? Dijeron que eras lo suficientemente descarada como para poner a prueba tu talento innato con un grupo de niños pequeños de cuatro y cinco años. Eres una basura y todavía no crees que no importa cuántas veces te hagan la prueba, ¡aún serías una basura! ¿Por qué no piensas en tu padre? Tus acciones permitieron que otros lo usaran como cuchilla para raspar mi cara. Te crié durante muchos años y también hice la vista gorda ante tu incompetencia, ¡pero en realidad pensaste en formas de dejar que esa gente humillara a tu padre!”

Mu Qing jadeó violentamente mientras decía esas palabras en un solo suspiro.

En este momento, su tez era todavía pálida ya que pensaba que tener a una persona tan sucia e inquietante como su hija era la mayor humillación de su vida.

“¿Has terminado tu discurso? Si terminaste, regresaré a mi habitación.”

Mu Ru Yue bostezó al pensar que estaría mejor cultivando en lugar de escuchar a Mu Qing.

“¡Alto ahí!”

Al ver que la joven se daba vuelta para irse, la complexión de Mu Qing se volvió cada vez más pálida. Anteriormente, a pesar de que Mu Ru Yue era basura, ella siempre lo había escuchado. ¿Qué estaba pasando hoy?.

¿Esa basura sabe cómo rebelarse ahora?.

“Padre, por favor, déjame intentarlo”. Mu Ting Er arrugó una ceja. Aunque quería castigar a Mu Ru Yue, todavía tenía un asunto más importante.

“Hermana Mayor, la razón por la que padre te está esperando aquí no es para eso. Un decreto imperial llegó del palacio que les pedía a padre y a ti que se dirigieran al palacio para encontrarse con el Emperador.”

Mu Ru Yue de repente detuvo sus pasos con las cejas ligeramente levantadas…