EAA — Capítulo 149

0

Capítulo 149: Adorando a la Mujer del Rey Fantasma (3)


“Mu Ting Er, si no fuera por ti, ¿cómo podría haberme dado por vencido con Mu Ru Yue? Incluso si tomé tu primera vez, fue porque me sedujiste. Si no fuera por ti, entonces ya me habría casado con Mu Ru Yue… ¡Entonces ella sería la Esposa Principal del príncipe heredero!”

Las palabras de ese día todavía se sentían como espinas perforando su corazón hasta el día de hoy…

“¿Por qué? ¿Por qué Mu Ru Yue tiene una vida tan buena cuando yo estoy sufriendo tanto? El Rey Fantasma en realidad pretendía ser un tonto y en cambio poseía una gran fuerza. Además, cuando mi padre quiso enviar a Xue’er para ser una concubina del Rey Fantasma, ¡el Rey Fantasma había dicho que no querría a nadie más que a esa zorra Mu Ru Yue!”

Mu Ting Er apretó el puño con fuerza mientras su tez se hacía más y más pálida.

“¿Tenerse solo el uno al otro en su vida? ¿Cómo puede Mu Ru Yue lograr una situación tan maravillosa cuando yo no puedo? ¿Quieres disfrutar del amor del Rey Fantasma por ti misma? Yo, Mu Ting Er, no dejaré que eso suceda. Lo haré para que te sea imposible convertirte en la Esposa Principal del Rey Fantasma, ¡jajaja!”

Mu Ting Er rió como una loca, resaltando ese hecho con su cabello descuidado sobre sus hombros, y con su cara pequeña y pálida, dando la ilusión de ser un demente para cualquiera que la observara desde lejos.

Había hecho todo lo posible para jactarse de lo excepcional y perfecto que era el Rey Fantasma frente a la Joven Maestra de la Familia Xiao ayer, diciendo que no solo tenía una apariencia divina, sino que también tenía una fuerza sin par. Había fingido ser un tonto para reunir poderes en las sombras con el objetivo de vengar a sus padres, pero había revelado su identidad por una niña.

Lo principal es que el hombre estaba limpio, ya que él no tuvo ninguna relación con las niñas. Por consiguiente, una vez que una mujer se convirtiera en su esposa, trataría bien a esa única esposa.

¿Cómo podría una chica no ser movida por un hombre así?.

Aunque ella no había oído hablar de la Familia Xiao del Dominio Sheng, como mujer, ¿quién no desearía una pareja que fuera sobresaliente y perfecta y que solo la amara y no se involucrara con ninguna otra chica?.

Ella no creía que la Joven Maestra no estaría interesada en él.

“¡Mu Ting Er!”

De repente, escuchó una voz fría detrás de ella.

Su cuerpo tembló un poco cuando se giró para observar al hombre que venía hacia ella. Con un ligero apretón de sus labios, ella preguntó: “Su Alteza, ¿por qué ha venido?”

¡Pa!

Ye Tian Feng se apresuró a agitar su mano hacia Mu Ting Er cuando estuvo delante de ella.

Con un sonido nítido, Mu Ting Er cayó al suelo por esa bofetada, la cual hizo que un poco de sangre fluyera por la comisura de su boca mientras ella observa con incredulidad al hombre que tenía delante.

“Mu Ting Er, ¿Desprestigiaste a Mu Ru Yue frente a la Joven Maestra de la Familia Xiao?”

Mu Ting Er se mordió los labios, y aunque no dijo nada, un destello de ira se filtró en sus ojos.

El Príncipe Heredero la había abofeteado por esa chica.

“Mu Ting Er, no pienses que algunas personas no saben lo que has hecho, eres demasiado valiente… No solo tentaste a la Joven Maestra de la Familia Xiao para encontrar al Rey Fantasma, sino que también menospreciaste a Mu Ru Yue, ¡eres tan malvada! ¿Tu personalidad se basa en los celos? ¿No te importa nada más que conseguir lo que quieres? ¿No estás hablando solo para ti? Además, le dijiste a la Joven Maestra de la Familia Xiao que los sentimientos de Mu Ru Yue hacia el Rey Fantasma no eran genuinos, que ella solo quería usarlo. ¡Dios! ¿¡No sabes que traerás muchas calamidades a mi Mansión Jing!?”

El rostro de Ye Tian Feng se puso pálido mientras patea violentamente a Mu Ting Er, gritándole con una apariencia malévola.

“¿¡Por qué!?” gritaba Mu Ting Er con descaro. “Su Alteza, ¿qué he hecho mal para que me trate de esta manera? ¿No te gusta Mu Ru Yue y odias al Rey Fantasma? ¿Por qué, cuando te ayudo, me tratas así?”