EAA — Capítulo 111

0

Capítulo 111: “No quiero seguir escondiéndome”


Ye Wu Chen tarareaba con un aire melancólico, pero no la soltó. Con los ojos llenos de felicidad, dijo: “¿Me has golpeado lo suficiente? Si no lo has hecho, te dejaré golpearme un par de veces más, pero definitivamente no te dejaré ir.”

La mirada de Mu Ru Yue se volvió cada vez más fría mientras observaba a Ye Wu Chen.

Sus ojos seguían dándole un sentimiento familiar…

Reflexionando sobre esto, levantó la mano para quitar la máscara de plata de la cara del hombre, pero en el instante en que comenzó a levantarla, una firme mano se apoderó de su muñeca.

Todavía había una sonrisa en su rostro. Con un siniestro brillo en sus ojos, movió su cabeza hacia el lado de la oreja de Mu Ru Yue. Con un tono seductor, preguntó: “¿Quieres ver mi rostro? Pero mi rostro no es tan fácil de ver. No es imposible verlo, pero tendrás que cambiar para echar un vistazo. Si te casas conmigo, te dejaré verlo, ¿qué opinas?”

“Mis disculpas, pero no tengo ningún interés en ti”. Mu Ru Yue retiró su mano mientras observa con ojos llenos de frialdad al hombre. “En especial cuando es un hombre que no conozco.”

La sonrisa en la cara del hombre no cambió, al contrario, su mano abrazó con fuerza su cintura. “Esta es ya nuestra segunda reunión. ¿Puede ser que todavía soy un extraño en tu corazón? Esta bien, nos conoceremos muy pronto.”

Con su actual identidad, este era su segundo encuentro. Pero si era bajo el disfraz del Rey Fantasma, entonces ya eran el uno para el otro, hasta el punto que ya habían visto todo su cuerpo. Solo quedaba el paso final.

No tenía prisa por llegar al último escalón, ya que esta chica se casaría con él tarde o temprano…

Los ojos de Mu Ru Yue se entrecerraron. “¿Quién eres tú en realidad? ¿Nos hemos visto antes?”

Al decir eso, ella sintió con claridad que la mano que la estaba abrazando se tensó. Después de eso, el hombre enmascarado reveló una encantadora sonrisa cuando dijo: “¿Nuestra primera reunión no fue durante la reciente Asamblea de Píldoras?”

“Sabes que no me estoy refiriendo a ese momento”. Mu Ru Yue le lanzó una vaga mirada. “Si esa fue nuestra primera vez, ¿por qué me ayudaste? Además, lo que dijo Bai Ze me hizo sentir curiosidad sobre quién eres.”

En realidad, no era solo Mu Ru Yue, Ye Wu Chen tampoco sabía de qué hablaba ese hombre de pelo blanco. Pero había una cosa que era cierta: él había dicho que alguien quería destruir el desarrollo de su relación y planeaba lastimarlos.

No importa qué, ¡definitivamente no permitiría que tal cosa ocurriera!.

La expresión de Ye Wu Chen se volvió cada vez más oscura, y con una siniestra aura que se emitía desde sus ojos, se veía como un verdadero demonio que había escapado del infierno. Su aura infundiría terror en innumerables personas.

Cuando Mu Ru Yue miró al actual Ye Wu Chen, frunció el ceño, porque ese sentimiento familiar pudo haber sido un error ¿La razón? Nunca antes sintió un aura tan siniestra, este hombre definitivamente no era alguien que ella conociera.

Después de un largo tiempo, esa aterradora aura se disipó de manera gradual, y Ye Wu Chen bajó la mirada hacia la joven en su abrazo. Su brazo se tensó sin saberlo. “No importa lo que ese hombre haya querido decir, ¡no permitiré que nada te lastime en lo más mínimo! Te protegeré del peligro durante toda mi vida.”

La esquina de los labios de Mu Ru Yue se alzó cuando sonrió con frialdad. “Todavía tengo que ver la capacidad de esa niña para tratar de hacerme daño. Y además… ¿por cuánto tiempo me vas a abrazar? ¡Libérame de inmediato! ”

El hombre no dijo una palabra esta vez, pero el brazo que la abrazaba no se relajó en lo más mínimo. Bajó la mirada hacia la apariencia excepcional de la joven antes de decir gentilmente: “No quiero seguir escondiéndome.”