EAA — Capítulo 11

0

Capítulo 11: Examen de Talento Innato


“¿Quien es esa chica? ¿Por qué solo está tomando el examen de talento innato ahora?”

“¡Jeje! Supongo que su anterior examen no fue el ideal, así que ella busca comprobar si su talento innato ha aumentado con el paso del tiempo. Pero el examen de talento innato no es como un examen de habilidad, ¿como podría haber algún cambio?”

“¿Pero por qué esta chica me resulta familiar? ¿Donde la he visto antes?”

Todos miraron a Mu Ru Yue con asombro. No podían soportar el hecho de no discutir en voz baja entre ellos, pero las miradas se dirigían a ella, conteniendo burlas.

Después de todo, ¿no era ella demasiado descarada para tomar el examen de talento innato cuando ya estaba en plena adolescencia?

No se puede culpar a la multitud por no reconocer a Mu Ru Yue. Cuando se convirtió en la prometida del Príncipe Heredero Jing y fue considerada como la basura número uno de la Ciudad Fénix, se convirtió en una figura pública. Desde entonces, cada vez que salía tenía que enfrentar burlas y abuso verbal. Mu Ru Yue no se había mostrado al público durante muchos años, por lo que la impresión de la gente sobre ella se había debilitado.

“¿Hmm? ¡La recuerdo!” De repente, alguien exclamó:” ¿No es ella Mu Ru Yue de la Familia Mu? Hace poco la vi cuando visité a Mu Ting Er en la Mansión Mu.”

“¿Qué? ¿Es ella la basura número uno, la desgracia de la familia Mu?”

Después de que esa persona dijera esas palabras, todas las miradas cayeron en Mu Ru Yue, la burla en sus ojos se intensificó.

Una basura que no podía cultivar nunca escaparía del hecho de ser una basura, sin importar cuantas veces fuera examinada.

Bajo las miradas penetrantes de la muchedumbre, una adorable niña salió de ahí con insatisfacción en su rostro. Era obvio que su resultado no era lo que ella esperaba.

Dado que los resultados del examen de la Secta Qing Yun eran confidenciales, nadie sabía cuán terrible es su talento innato.

“Señorita, es su turno”. El examinador levantó la vista y miró a Mu Ru Yue antes de darse la vuelta y conducirla al pasillo.

Dentro del gran salón, había una piedra de cobre colocada en el medio. Un anciano de barba blanca estaba sentado en el centro del salón con los ojos cerrados, meditando. No fue hasta que Mu Ru Yue entró que comenzó a abrir los ojos, ni muy lento ni muy rápido.

Cuando su ligera mirada recorrió a Mu Ru Yue, acarició suavemente su barba mientras le pregunta con calma: “¿Sabes cómo circular tu energía? Solo tienes que caminar hacia un costado de la piedra y colocar tu mano sobre la piedra antes de tratar de circular tu energía.”

Mu Ru Yue escuchó al anciano y colocó sus manos sobre la piedra. Poco a poco cerró los ojos antes de circular su energía.

Swish!

Y sin previo aviso, la piedra de cobre emitió rayos rojos de luz.

Hubo algunas calificaciones que se pudieron probar a partir de esta clase de piedra. Estos grados fueron respectivamente: rojo, naranja, amarillo, verde claro, verde, azul y púrpura. El rojo era el más débil, mientras que el violeta era el más fuerte, pero también había un grado que aparecía solo en leyendas, el cual se decía era incoloro. Por lo tanto, el grado incoloro era técnicamente el tipo más fuerte de talento innato que un artista marcial podría poseer.

“Rojo.” El anciano no tenía ninguna expresión especial. En este continente, la mayoría de la gente tenía un talento innato de color rojo. Eran los más inadecuados para el entrenamiento, e incluso si se entrenan, no tendrían muchos logros.

Justo cuando iba a llamar a la siguiente persona, el destello de luz rojo en la piedra cambió de repente.

¡Naranja! ¡La luz roja había cambiado a naranja!

El anciano jadeó, sorprendido hasta el punto en que no pudo cerrar su boca. ¿No debería la piedra de prueba calcular el resultado al instante? ¿Cuándo había cambiado su color antes? Su expresión se volvió pálida, como si estuviera observando un fantasma.

Pero los cambios de color no se habían detenido. Cambió de naranja a amarillo, después a un color verde claro, luego a verde, luego azul…

La expresión del anciano se calmó gradualmente. Su boca se puso rígida, incapaz de hablar. Cuando los destellos finalmente se estabilizaron en azul, todavía estaba demasiado asombrado como para decir algo.

Hace quince años, la Secta Qing Yun había reclutado a un discípulo interno llamado Ye Tian Feng. Finalmente se convirtió en discípulo del Gran Maestro Tian Yuan. Pero el talento innato de ese chico era verde.

Sin embargo, fue genial que finalmente se detuvo.

El anciano tomó una taza de té, queriendo usar el té para reprimir su sorpresa. Pero al momento siguiente, su mano se estremeció, provocando que casi caiga su taza de té.

¡Púrpura!

¡El destello era ahora de color púrpura!

El anciano respiró profundamente. Era muy raro tener un genio con un talento innato púrpura. De hecho, solo debería haber algunos de ellos dentro del continente.

Pero los cambios no se habían estancado.

El destello violeta desapareció lentamente de la piedra de prueba, pero la mano de Mu Ru Yue aún presionaba sobre ella. Si ella hubiera soltado la piedra y el color se hubiera desvanecido, entonces tal fenómeno habría sido algo natural. Pero si su mano todavía estaba presionada sobre la piedra, la luz púrpura no debería desvanecerse. Eso sería así, a menos que fuera una circunstancia especial…

¡Explosión!

La taza de té en la mano del anciano se deslizó entre los dedos del anciano y se estrelló contra el piso, destruyéndose en numerosos pedazos. Los cielos sabían cuánto amaba esa copa, pero ahora, incluso después de que su amada taza de té se rompiera, él no le prestó ninguna atención. En cambio, miró a Mu Ru Yue, paralizado.