EAA — Capítulo 108

0

Capítulo 108: Una persona similar a un conocido (4)


El presidente se rió entre dientes y acarició su barba mientras centró su atención en este viejo hombre, llamado Wu Yu. «No continuemos hablando de eso, Gran Maestro Wu Yu, cuando perdiste contra mí ese año sé que pensaste que había ganado con métodos deshonrosos, por lo que tampoco estabas dispuesto a competir contra mí otra vez. Como tal, había planeado dejar que nuestras generaciones más jóvenes compitan en nuestro lugar, y actualmente, no puedo evitar suspirar al ver a tu discípula, quien es mucho más talentosa que mi nieto.»

Esta vez, el presidente perdió con completa satisfacción… ¿Cómo no podría haberlo hecho, después de que esa pequeña niña fuera reconocida por el Horno Fénix como su propietaria?.

«Eso es seguro». Un Wu Yu complaciente se acarició la barba blanca. «Mi discípula es naturalmente sobresaliente… Oh, ¿que sucede? Viejo amigo, ¿estás planeando atraparla? Debo decir que mi discípula ya tiene un novio, y él interactúa muy bien con ella. Deberían casarse dentro de unos meses, aunque deseo que mi discípula encuentre al marido más destacado, si a ella le gusta, entonces me alegraré como su maestro.»

Al escuchar eso, el presidente no pudo evitar quedarse atónito. «Entonces ella ya tiene un novio, parece que mi nieto ya no tiene oportunidad… Está bien, a pesar de que su discípula está en el nivel de Rango Medio de la Etapa Tierra, el conocimiento que posee es en realidad superior al nuestro. Realmente dudo que tú, un anciano, seas realmente su maestro.»

La cara de Wu Yu se enrojeció cuando también sintió que era extraño, ya que no le había enseñado algunas de esas cosas. Pero entonces, ¿pudo entender sus lecciones con claridad? Su discípula era muy inteligente, ya que solo necesitó poco tiempo para dominar lo aprendido. Por lo tanto, ya no le enseñó alquimia, sino que simplemente la guió en su entrenamiento marcial.

«Viejo amigo, ¿qué quieres decir? Si no soy su maestro, ¿lo eres tu?”

«¡Está bien!, ¡está bien! No quiero discutir contigo. Como mi nieto ya no tiene ninguna posibilidad, quiero invitarla como anciana registrada en mi Asamblea de Píldoras. Ella no estará bajo ninguna restricción, pero disfrutará del poder que conlleva el ser una anciana de la Asamblea de Píldoras.”

Wu Yu se quedó en silencio, pensando en esa propuesta. Al final, si ella se convierte en una anciana registrada, entonces los beneficios no serían malos, ya que no tendría que temer por la escasez de plantas medicinales.

«Me dirigiré a discutir este asunto con ella, pero debes saber que mi discípula siempre ha sido independiente. Yo, como su maestro, tampoco debería restringirla demasiado, ya que siempre tiene sus propios pensamientos. No importa cuáles sean sus decisiones, siempre la apoyaré.»

Pero dado que ese viejo hombre Wu Yu no se opuso, este asunto debería tener éxito.

El presidente sonrió con satisfacción. «Esperaré tus buenas noticias entonces. Está bien, usted debe saber que su precioso discípulo ha contratado al Horno Fénix de nuestra Asamblea de Píldoras, por lo que eso significa que es razonable que se convierta en un anciano de mi Asamblea de Píldoras.»

Wu Yu lo fulminó con la mirada. «También escuché acerca de este asunto antes de venir aquí, pero ¿por qué siento que estabas engañando a mi discípula? ¿Quieres restringirla con el Horno Fénix? Ja, si mi discípula no está dispuesta, quiero ver cómo la obligas a aceptar esa posición.»

Los otros pudieron ver el orgullo en los ojos de Wu Yu mientras decía eso.

El Horno Fénix era realmente un gran objeto, siendo el tesoro de un antepasado de la Asamblea de Píldoras, e incluso se rumora que el mismo horno estaba esperando la aparición de alguien destinado a él. Nunca en sus sueños pensó que el verdadero dueño del Horno Fénix sería su propia discípula.

¿Cómo podría Wu Yu no estar entusiasmado al ver que la Asamblea de Píldoras sufre una pérdida? ¡El mismísimo Horno Fénix era un tesoro de la Asamblea de Píldoras!.

Sin embargo, no fue fácil decidir si esto era realmente una pérdida, ya que el presidente creía todo lo contrario. Era inútil mantener el Horno Fénix en la Asamblea de Píldoras, y dárselo a Mu Ru Yue significa que la Asamblea de Píldoras puede conseguir una buena impresión de ella.

Después de todo, su futuro era inconmensurable desde que ella era la dueña del Horno Fénix.