EAA — Capítulo 107

0

Capítulo 107: Una persona similar a un conocido (3)


‘¿Cómo podría Wu Chen estar aquí?’

Pensando en eso, sacudió la cabeza, riendo en voz alta. De repente, su mirada se posó en un colgante sobre su manta.

Mu Ru Yue recogió el colgante de jade, y luego de ver la palabra ‘fantasma’ en el colgante de jade, se quedó atónita durante unos momentos. “¿No es este el colgante de jade que siempre tiene Wu Chen? ¿Por qué apareció aquí? ¿Podría ser que no fue un sueño? ”

En la sala principal de la Asamblea de Píldoras, el presidente observó al anciano que tenía delante. Después de resoplar, preguntó: “Bueno, ¿no es este el Gran Maestro Wu Yu? ¿Cuándo has tenido tiempo libre como para venir a visitar mi casa?”

Era obvio que el viejo todavía estaba pensando sobre el anciano que se rehusó a unirse a la Asamblea de Píldoras, y en su lugar optó por ingresar a una secta.

“Mi discípula está aquí, entonces ¿por qué no puedo venir?” Wu Yu lo miró rápidamente antes de servirse una taza de té. Él no regateaba mucho con él.

Mientras los dos ancianos se enfrentaban entre sí, el sudor frío del Anciano Flama y el Anciano He, quienes estaban a un lado, fluía constantemente en sus cuerpos.

“¿Tu discípula?” El presidente alzó las cejas. “¿Quién no sabe que los estándares del Gran Maestro Wu Yu son altos? ¿Cuándo reclutaste a un discípulo?”

“Mi discípula es la campeona de esta Asamblea de Píldoras, Mu Ru Yue”. El Gran Maestro Wu Yu reveló una expresión orgullosa después de mencionar a su discípula, sin prestarle la menor atención al repentino cambio en la expresión del presidente.

“Tú… ¿dijiste que la pequeña Ru Yue es tu discípula?” El presidente se puso rígido, puesto que era imposible para él adivinar que Wu Yu sería el maestro de esa niña.

A juzgar por la personalidad de este anciano, ¿cómo podría entregarle tal discípula?.

Wu Yu miró al Anciano Qin asustado, y con un leve movimiento de sus cejas, preguntó: “He oído que alguien aquí ha intimidado a mi discípula; sin embargo, realmente no es demasiado bueno para nosotros, los viejos compañeros, entrar en una pelea de jóvenes, ¿verdad? ¿Qué piensas tú, Anciano Qin?”

El presidente estaba aturdido, ya que con la naturaleza protectora de este anciano, ¿cómo podría él perdonar al otro bando así de fácil? Fue inútil explicarle que era debido a que Qin Fei Fei era demasiado joven, ya que este anciano no era misericordioso con los jóvenes.

“Sin embargo, me enteré de que el Anciano Qin de la Asamblea de Píldoras siguió ayudando a esa niña pequeña, Qin Fei Fei. ¿Querías dejar que Qin Fei Fei ocupara el primer puesto después de que mi discípulo revitalizara las plantas medicinales?”

Las palabras de Wu Yu fueron directo al grano.

Y como resultado, el presidente reveló una amarga sonrisa, pues él sabía que su viejo amigo definitivamente no lo dejaría ir si él mismo no se encargaba del Anciano Qin.

“He oído que la Familia Qin también ha ofendido a Madam Sheng Yue, así que no puedo seguir manteniendo al Anciano Qin aquí nunca más. Dicho esto, Anciano Qin, por favor regrese a la Familia Qin. Mi Asamblea de Píldoras no puede mantener a una gran deidad como usted.”

La expresión del Anciano Qin cambió. “¡Presidente!”

“¿Todavía tiene asuntos aquí, Anciano Qin?” El presidente miró fríamente al Anciano Qin, cuya expresión cambió.

Estuvo insatisfecho por mucho tiempo con el Anciano Qin, porque él no era solo un anciano, sino que había hecho un par de actos audaces en el pasado. El presidente podría aprovechar esta oportunidad para purgar la Asamblea de Píldoras, además, él también podría hacer que Wu Yu le deba un favor.

Para ser honesto, incluso si luchaban, el Anciano Qin era incomparable con el anciano Wu Yu en el corazón del presidente. Sin mencionar su relación anterior, también estaba esa situación donde Mu Ru Yue se convirtió en la dueña del Horno Fénix.

“Me retiraré, entonces”. La tez del Anciano Qin palideció, ni siquiera miró al presidente cuando se fue.

Al ver al anciano desaparecer, el Anciano Flama frunció el ceño. “Presidente, debería haber sabido de las acciones del Anciano Qin durante este período de tiempo… Él quiere su posición, por lo que si usted lo echa de esta manera, no estará satisfecho y pensara en maneras de buscar problemas para la Asamblea de Píldoras.”

“Si realmente hizo eso, entonces no es necesario que esté aquí”.