EAA — Capítulo 105

0

Capítulo 105: Una persona similar a un conocido (1)


Justo después que Mu Ru Yue abandonara el lugar, una figura cargó contra ella y se lanzó violentamente hacia su abrazo. Xiao Qing Qing miró a Mu Ru Yue con grandes ojos llorosos.

«Hermana Mayor, ¿por qué no viniste a buscar a Qing Qing?»

No se sabía por qué, pero cuando Mu Ru Yue miró a la niña en su abrazo, su corazón se suavizó.

«Qing Qing, no seas tan descortés.»

Un elegante grito se escuchó desde atrás: Madam Sheng Yue, vestida con ropa amarilla, se acercó con una sonrisa en su rostro. Sus pasos eran en extremo elegantes, y hacía parecer como si fuera de la auténtica realeza mientras su cuerpo emitía un sentimiento noble.

«Yue’er, los eventos de la competencia ya se han extendido por toda la ciudad». Una sonrisa elegante y ligera se mostró en la cara de Madam Sheng Yue. Ella miró tiernamente a la joven frente a ella. «Nunca espere que Yue’er fuera una persona tan talentosa… La ridícula Familia Qin es demasiado testaruda.»

Diciendo eso, Madam Sheng Yue se movió con lentitud para sostener con suavidad la mano de Mu Ru Yue mientras decía, «Yue’er, no te preocupes. Conmigo aquí, incluso la Asamblea de Píldoras no te pondrá una mano encima, por no mencionar a la Familia Qin.»

Sintiendo el calor de la palma de Madam Sheng Yue, el corazón de Mu Ru Yue se calentó cuando su habitual mirada fría comenzó a expresar, poco a poco, un cálido destello. «Le agradezco a Madam por esto.»

«¿Por qué todavía me llamas Madam? Yue’er, ¿que piensas sobre ser mi hija?”

Mu Ru Yue parecía sorprendida con Madam Sheng Yue.

«¡Jeje!» Madam Sheng Yue se rió entre dientes antes de decir con un gentil tono de voz: «Antes, mencioné que tuve una hija antes de Qing Qing… Hoy, ella habría tenido casi la misma edad que tú, y es una pena que hace un par de años ella fuera secuestrada por un enemigo de la Familia Xiao. Dicho enemigo lastimó a mi pequeña hija para atacarnos… Pero después de verte, Yue’er, parece que estoy mirando a mi preciosa hija…»

Madam Sheng Yue secó las lágrimas que tenía en el rabillo del ojo mientras suspiraba. Después de todo, ella no sabía si su hija biológica aún vivía, siendo considerado el mayor dolor en su vida.

«Hermosa hermana mayor, parece que a partir de ahora, serás la hermana mayor de Qing Qing». Xiao Qing Qing jalo la manga de Mu Ru Yue, y con sus grandes ojos llenos de emoción, continuó, «Qing Qing se convertirá en la familia de la hermana mayor, entonces.»

Mu Ru Yue miró la gentil figura de Madam Sheng Yue. En ese instante, ella pareció recordar a sus padres en Hua Xia, siendo entonces cuando sus ojos se pusieron un poco doloridos cuando ella gritó, «Madre…»

«Sigh, buena niña.» Madam Sheng Yue dio un paso adelante para abrazar a Mu Ru Yue mientras decía, con lágrimas en los ojos: «Realmente no sé por qué, pero cada vez que te miro, me haces pensar en mi hija, lo que me causa un sentimiento de familiaridad sin precedentes. Tal vez hemos conservado una afinidad predestinada debido a nuestra vida anterior… ¿Qué opinas?»

En este momento, los de la Familia Qin se fueron, aunque no sin antes enviarle frías miradas a Mu Ru Yue y el resto antes de resoplar.

«Hermana menor, esa es Madam Sheng Yue». Qin Luo jalo la manga de Qin Fei Fei mientras revela la identidad de la mujer a un lado de Mu Ru Yue.

«¿Qué?» Qin Fei Fei tembló un poco cuando lanzó una mirada con una pequeña cantidad de celos hacia Mu Ru Yue. ¿Por qué esta niña fue capaz de entrar en los ojos de Madam Sheng Yue? ¿Podría ser debido al rescate de su hija?.

Madam Sheng Yue palmeó el hombro de Mu Ru Yue mientras observa con frialdad a las personas que pertenecían a la Familia Qin. Con la comisura de los labios levantada, sonrió de una manera siniestra y preguntó: «¿He oído que ustedes, la Familia Qin, siempre han estado preocupando a mi hija recientemente adoptada?»

Qin Fei Fei se mordió los labios, revelando una sonrisa después de calmar los celos en su corazón. «Los súbditos de Madam Sheng Yue deben haber escuchado mal, nosotros nunca la atacamos.»