EAA — Capítulo 101

0

Capítulo 101: Las dos caras de Ye Wu Chen


“Mujer”. Los labios de Feng Jing Tian se enroscaron, cada ceño fruncido y sonrisa exhibieron su ilimitado encanto. Su ropa revelaba tanto su pecho como su espalda, haciéndolo lucir cada vez más extravagante. “Como todavía no te has casado con él, todavía tengo una oportunidad. No creo que sea incomparable con un tonto.”

Al decir eso, se rió por un momento antes de darse la vuelta para salir de la habitación.

Poco después de dejar la posada, una esbelta figura le bloqueó el camino.

El hombre que estaba frente a él vestía ropas de un color plata, como si fuera un inmortal exiliado a vivir en la luna. Una máscara de plata adornaba su rostro, revelando solo un par de ojos que harían temblar de miedo a la gente.

La esquina de los labios de ese hombre se curvó en una sonrisa demoníaca, haciéndolo parecer un Asura, un auténtico demonio. Cuando su aura tiránica estalló, incluso Feng Jing Tian se retiró unos pasos después de sentir la presión de esa dominante aura.

“Ella es mi mujer”. Ese hombre sonrió. Y con esa siniestra y demoníaca sonrisa y aura, continuó, “Como tal, no permitiré que ningún hombre tenga ninguna intención de acercarse demasiado.”

Feng Jing Tian rió. A diferencia del enmascarado, su sonrisa era tan conmovedora que no podía describirse simplemente como incomparable. Era muy inimaginable que un hombre pudiera tener tanta belleza cuando sonreía.

“¿Desde cuando esa chica es tu mujer?”

El enmascarado entrecerró los ojos y un destello de luz pasó por sus pupilas mientras respondía: “A menos que sea ella misma quien suelte mi mano, no la liberaré, incluso si tuviera que pasar a través de cuchillas, atravesar montañas, o aguantar un océano de fuego. Lo que más me irrita es que la gente la acose. Además… ella te odia.”

La expresión de Feng Jing Tian cambió ligeramente. Lo que dijo ese hombre era correcto, ya que esa chica lo odiaba, pero este hecho era en lo que Feng Jing Tian no estaba dispuesto a pensar.

“¿Y qué?” Feng Jing Tian se recuperó, y continuó, “Solo necesito aparecer con frecuencia a su lado y ella olvidará el error que cometí cuando nos conocimos antes de notarlo.”

“Es una pena que no tengas esa oportunidad.”

El hombre frunció el ceño cuando observa la alarmada mirada de Feng Jing Tian. Con una leve sonrisa, explicó: “Será debido a que no podrá levantarte de la cama dentro de medio año.”

Era un hombre decisivo, así que no permitiría que aparecieran variables peligrosas, especialmente cuando aún no había obtenido la confirmación de Mu Ru Yue. Él desconocía su posición en el corazón de ella, por lo tanto, debe hacer que este hombre desaparezca durante un tiempo. Porque en medio año, si no podía obtener su corazón, entonces no sería Ye Wu Chen, el Rey Fantasma.

Los ojos de Feng Jing Tian se estrecharon un poco, él tenía la sensación de que este hombre era realmente poderoso, hasta el punto de ser considerado un monstruo. ¿Por qué había un hombre tan poderoso al lado de esa niña?.

Parecía que si él quería perseguir a esa chica, sería muy difícil.

En cuanto a Mu Ru Yue, naturalmente no sabía de su reunión. Ella no tenía ninguna intención de dormir después de encontrarse con ese encantador, así que se sentó con las piernas cruzadas en su cama para cultivar. Débiles fragmentos de energía circularon a su alrededor, siendo absorbidas por su cuerpo.

¡Swish!

La pequeña bestia saltó de la cama, y su diminuto cuerpo gradualmente se alargó para tomar la apariencia de un hombre guapo. Yan Jin simplemente se sentó a un lado mientras miraba en silencio a Mu Ru Yue cultivar.

Esta pequeña niña solía ser aguda, pero una vez que se involucraban sentimientos, era una total inexperta. Sin embargo, ella atraía con facilidad a los hombres… Primero fue el Rey Fantasma Ye Wu Chen, y ahora ese hechicero, Feng Jing Tian.

‘Es una suerte que solo haya admirado a esta pequeña niña y no tenga ningún otro sentimiento hacia ella. De lo contrario, si me hubiera enamorado de ella, el camino de esa relación sería en extremo difícil…’