EAA — Capítulo 1

0

Capítulo 1: La Basura


La Mansión Mu.

El atardecer brilló en el patio trasero y las hojas lo reflejaban con tenues destellos. Las puestas de sol allí eran tan tranquilas que parecía que solo el cálido crujido de las hojas en el viento podía ser escuchado.

“Su Majestad, ¿usted de verdad piensa que nuestras acciones son apropiadas? Después de todo, usted todavía tiene un compromiso con mi hermana mayor” La joven chica se ruborizó antes de levantar su cabeza con timidez mientras apoya su delicado cuerpo de mármol en el pecho bien construido de un hombre “Si nuestra relación es descubierto por mi hermana mayor…”

“¿Estas hablando de esa inútil pieza de basura?” El hombre frunció el ceño, una acción que arruinó su hermosa apariencia, un rastro de desdén como respuesta a las palabras de la niña en su pecho “Cuando estamos juntos, no deberías mencionar a esa repulsiva chica. Respecto al compromiso, no significa nada para mi, lo anulare algún día. ¿Como puede basura como ella ser mi esposa? Ting Er, confía en mi, te dare una identidad legítima. ¡Solo tu puedes ser asociada conmigo!.”

“Su Majestad…” Mu Ting Er fue movida, pero ella contestó con dificultad “¿No será esto muy injusto para Hermana Mayor? Ella es, después de todo, mi Hermana Mayor.”

Escuchando esas palabras, él la abrazó para decirle tiernamente “Ting Er, eres demasiado amable. Es su fortuna tenerte como hermana. Si ella aún no reconoce tus bondadosas intenciones, ¡no me culpes por ser rudo!”

Mu Ting Er tenía lágrimas en las esquinas de sus ojos mientras ella descansaba su cabeza en el pecho del hombre, pero al mismo tiempo sus labios inconscientemente formaron una mueca burlona. Su esquema había tenido éxito.

En ese momento, ellos escucharon un grito.

“¡Ah! Ustedes dos… ustedes dos…”

Mu Ru Yue cubrió con fuerza su boca mientras observa, incrédula, el adulterio frente a ella. La pareja había sido atrapada completamente desnuda. Las lágrimas de Mu Ru Yue fluyeron sin control, y en ese momento, su corazón había sido viciosamente roto.

El hombre frunció el ceño y usó piezas de ropa a su lado para cubrir sus cuerpos. Luego volvió a mirar a Mu Ru Yue con el ceño fruncido, expresando disgusto y frustración.

“¡Te dije hace mucho tiempo que estuvieras fuera de mi vista! Ahora nos has molestado a Ting Er y a mi. ¡Sino fueras la hija de la Familia Mu no vivirías para ver otro día!.”

Viendo al hombre proteger a Mu Ting Er con su abrazo, Mu Ru Yue mordió sus labios; sus ojos estaban llenos de sangre y con lágrimas nacidas de humillación. Las palabras del hombre fueron como una hoja afilada que perforó su corazón sin piedad, haciéndola sentir con demasiado dolor hasta el punto en que no quería seguir viviendo.

‘Entonces, en su corazón, solo soy una persona insignificante. Pero ¿por qué me trató con ternura cuando tenía menos de cinco años? Si no hubiera sido por tal comportamiento, no habría sido atraída por él.’

Sin embargo, después de ser examinada su habilidad innata cuando tuvo cinco años, descubrió que todos sus músculos y meridianos fueron bloqueados, haciendo de ella una basura incapaz de cultivar. Entonces, toda esa ternura había desaparecido.

“¡Cállate!” dijo el hombre.

El repentino grito asustó a Mu Ru Yue. Ni siquiera sabía qué dijo mal, así que observó al hombre con sentimientos de dolor, su rostro se volvió pálido.

Ye Tian Feng observó con desdén la cara llena de lágrimas de la joven chica frente a él y se burló “Mu Ru Yue, ¿que tienes para ser comparada con Ting Er? ¡No mereces ser comparada con sus zapatos siquiera!.”

“Su Majestad…” Mu Ting Er retuvo a Ye Tian Feng. “Su Majestad, por favor deténgase. Es mi culpa. No debí… no debí estar de acuerdo con Su Majestad. Ting Er siempre pensó que nuestro amor sería bendecido por todos, pero olvide que Hermana Mayor está profundamente enamorada de usted. Su Majestad, te suplico que dejes de herir a Hermana Mayor, ella es una buena chica…”

La única lágrima que corría por la mejilla de Mu Ting Er mientras hablaba hizo que el corazón de Ye Tian Feng doliera.