DCF – Capítulo 3

0

Capítulo 3: Un viejo pájaro de guerra, no debe atraer problemas

“¿El muelle?”, Preguntó Bai Xiangxiu extrañamente.

“¡Sí! siempre hay algunos productos extranjeros que llegan al muelle. Tal vez el artículo que usted desea podría estar allí.” Xiao Shi nunca se habría atrevido a sugerir tal idea si su Ama fuera la misma que antes. Además, ¿Cómo podría ser tan fácil dejarla sola en las profundidades de esa residencia por su capricho? Xiao Shi estaba convencida de que había sido hechizada por el encanto de su ama.

¡Está bien! Por lo general no hay siempre un desarrollo de trama de ese tipo como en las novelas. Bai Xiangxiu se acarició la barbilla, encendida con la determinación para apurarse a salir. ¿Quién sabe qué clase de cosas extrañas ella llegaría a encontrar? Ella tenía la sensación de que su aparición allí había sido simplemente demasiado extraña.

La mayoría de la gente sufriría algún tipo de coma o incluso moriría antes de ser transmigrada. En su caso, no había habido ocurrido nada malo. Ella estaba perfectamente sana. ¿Cómo podría haber terminado en esa novela y con el destino de estar condenada a ser carne de cañón?

Bai Xiangxiu tuvo que caminar en círculos varias veces antes de que pudiera recuperar la compostura. Tratar de obtener la autorización de la madame para salir, era una tarea dificil, que podía describirse con solo una palabra, “¡HAH!”. Esa madame era extremadamente conservadora, y detestaba la idea de que las mujeres de su hijo estuvieran corriendo de un lado a otro ‘invitando con el viento a las abejas y mariposas.’ Eso también era el por qué tenía una mala relación con la protagonista femenina. Incluso si las cuatro nuevas concubinas no se involucraran en cualquier relación con el Señor (protagonista masculino), no podían dar un paso a fuera de sus residencias hasta la muerte. Pronto un escalofrío le recorrió su columno, sus pensamientos se detuvieron allí. Esa vieja señora (Madame) era un viejo pájaro de guerra feudalista, ¡Bai Xiangxiu no debería atraer problemas!

(bueno esta frase me costó mucho encontrarla, pero lo hice, quiere decir que este está llamando la atención de las personas por su figura, belleza, etc…)

“¿Cree que la Vieja señora permitirá que salga?” Para ser honesta, la vieja señora no era tan grande, tenía unos cuarenta años. Por supuesto, en público sería llamada Madame, su denominación de “vieja” era algo que sólo se usaba en privado.

Xiao Shi negó con la cabeza. El carácter de la vieja señora era muy estricto, por lo que era raro tener a alguien dentro de la mansión armando un alboroto o incumpliendo con las normas. Xiao Shi estaba seguro de que, sin una razón apropiada, la vieja señora no le daría permiso para salir a su Ama. Cuando Bai Xiangxiu vio la expresión de Xiao Shi, se rió maliciosamente. La risa causó que piel de gallina apareciera en la espalda de Xiao Shi.

Una hora más tarde, Xiao Shi sostenía una pieza de bordado mientras estaba sentada en la entrada. Sus ojos estaban fijos en la esquina de la puerta no muy lejos de ella, pero se encontraba perdida en sus pensamientos. Justo después de esa puerta había un sinuoso corredor que, después de una corta distancia conducía al exterior. Esa era la entrada, que los vendedores y los comerciantes ambulantes utilizaban con frecuencia para las entregas u otras tareas. ¿Me pregunto si la señora Xiu en verdad se marchó con en el atuendo de criada?

Xiao Shi claramente quería detener su Ama, pero el pobre corazón de Xiao Shi se fundió con sólo un guiño de su Ama. Ella no podía dejar de suspirar, realmente había sido manipulada en ese momento de debilidad. ¡Esos viejos refranes sobre mujeres fatales realmente dicen la verdad!

Bai Xiangxiu realmente se había ido, y peor aún, lo había hecho con tanta facilidad. Los comerciantes utilizaban muchos carros para mover sus mercancías, por lo que cada carro tenía una gran cesta de alimentos. Se deslizó en una de las cestas sin dificultad y se las arregló fácilmente para salir. Pero cuando el comerciante dio vuelta en la esquina, oyó una voz desde algún lado gritar, “¡Alto!”

El comerciante no esperó que hubiera alguien cerca, y rápidamente llevó a su carro a una parada. Se dio la vuelta, y miró a la canasta de su carro. Con hojas de vegetales pegadas sobre la cabeza, Bai Xiangxiu casualmente salió de la cesta, sin importarle su estado desaliñado en lo más mínimo. Su hermoso rostro dibujó una sonrisa mientras hablaba con el hombre de cuarenta años con aspecto honesto, “Disculpas hermano mayor, tome prestado su carro para salir. Déjeme explicarle el por qué.” Ya había inventando una historia por completos, mientras se ocultaba en el carro.

En su historia, el padre de su ama había caído enfermo. Sin embargo, ¿Cómo permitiría la residencia de su Señor que se marcharse la señora cuando ella quisiera? Por lo tanto, ella había tomado el lugar de su ama para ir a visitar a su padre. Ella Incluso saco un tael de plata y se lo dio al comerciante. No se lo dio por que ella fuera una idiota, que le gustaba sacar dinero gratis sólo porque ella era nueva en esa época antigua. ¿Sobornar a alguien en el que desconfiaba con plata? Era una manera de salir de desastres de manera fácil.

Pero ella lo hizo así, precisamente porque el comerciante, se llamaba Sun Si’er, era un hijo filial (ramas filiales). Puso la piedad filial en la más alta consideración. De hecho, el camino que estaba usando también fue utilizado por la protagonista en el libro, que había estado planeando escapar de la Residencia cuando se encontró a Sun Si’er.

La protagonista femenina aún tenía que hacer su gran entrada. Así que cuando Bai Xiangxiu había salido a respirar antes y se topo con Sun Si’er, ella lo reconoció. Ese fue el motivo por el que se atrevió a esconderse en su carro, había sido descrito como un personaje de corazón muy noble en el libro.

Sun Si’er observó el tael de plata, aturdido. Sin embargo, su corazón estaba muy seguro de que la chica frente a él le estaba mintiendo. Una sola mirada a su apariencia fue suficiente para cuestionar su identidad como una criada. ¿Cómo podía ser una criada? ¡Ella era claramente la señora! Pero, desde su actitud impaciente, se preguntó si tal vez ella quería ir a visitar a su padre ella misma.

En la antigüedad, era muy raro que la gente usara la salud de sus padres como una broma. Por lo tanto, muy rápidamente se tragó la mentira. Al final, dijo, “Entonces, vayamos rápidamente. Yo… Mi carro llegará en la tarde.” Su significado era claro, estaría allí por la tarde si quería volver a la Residencia. ¡Como era de esperarse de una buena persona! Bai Xiangxiu le dio una amplia sonrisa mientras le hablaba: “Entonces, gracias, Gran Hermano Sun” Luego se puso un enorme sombrero con un velo que había preparado de antemano y se dirigió hacia el muelle.

“¿Ella realmente estará bien?” La apariencia de esa dama era demasiado impresionante. A pesar de que llevaba un sombrero con velo, no podía ocultar su impactante figura de los ojos de las personas. Sun Si’er estaba un poco preocupado. Como una persona honesta y filial, estaba realmente preocupado por ella sin ningún sentimiento oculto.

Bai Xiangxiu ni siquiera se dio cuenta de que su mentira había sido expuesta. Todavía tenía un poco de plata en su bolso, ella preguntó acerca de la ubicación del muelle mientras corría a lo largo. Como resultado, llegó a su destino muy rápidamente. Sin embargo, debido a la velocidad con la que estaba caminando, ella estaba ligeramente sudorosa en el momento en que llegó al muelle. Añadiendo el sombrero con velo era como si estuviese haciendo deporte, y se sentía bastante cansada.

Sin embargo, sabía que si se quitaba el sombrero, causaría inmediatamente una conmoción. Ella sólo podía usar su mano como un abanico. Mientras caminaba alrededor abanicándose, descubrió que había muchas personas en los muelles. La mayoría de ellos eran hombres, había muy pocas mujeres y eran distantes entre sí.

Junto a los muelles había un minúsculo bazar. Como una persona moderna que había visto jardines pintorescos y lugares de interés infestado con grandes masas de gente, la cantidad de personas en los muelles era sólo una mera bagatela para un turista feliz, y, Bai Xiangiu se había adaptado muy bien. Sin embargo, Bai Xiangxiu no se olvidó de la razón por la que había ido a ese lugar hoy. Entró en el bazar y comenzó a echar un vistazo a los productos expuestos.

Esos bienes eran de hecho novedosos, pero como una persona moderna, no había mucho que pudiera despertar su interés. Debido a que sus pensamientos solo estaban ocupados por “cactus, cactus”, sólo presto atención a cualquier flora (plantas, arbustos. Cosas de ese tipo) que pudiera encontrar. Ella buscó de arriba abajo, y preguntó en abundancia (muchas personas), pero al final no pudo encontrar a alguien que supiera algo acerca de los cactus o plantas de aspecto similar. No pudo evitar sentir un profundo sentimiento de decepción y robo (engaño) sobre ella. Dio un último vistazo por alrededores, y a punto de terminar su recorrido por el lugar. Parecía que la cosecha no había sido fructífera.

De repente, oyó una pequeña voz que diciendo “¡Ayuda!”. Se escuchaba como si perteneciera a un niño, una voz demasiado carente de fuerza.

Bai Xiangxiu se sorprendió. Ella miro hacia todos lados, buscando por todas partes el origen de la voz, pero no encontró ningún rastro de niños pequeños en sus alrededores. Debe haber sido una alucinación de la ansiedad, se dijo. Sacudiendo la cabeza, se dio la vuelta para marcharse. Pero en ese preciso momento, volvió a escucharlo, un llanto débil desamparado en busca de ayuda.

Esto no debería ser un producto de mi imaginación. Esta vez, sintió como la voz había venido desde abajo. Así que agacho la cabeza, y comenzó a buscar cuidadosamente dentro de la multitud, buscó en rincones y esquinas olvidadas. Completamente absorta en su búsqueda de la fuente del grito, ella no se dio cuenta que un grupo de personas se dirigían hacia ella. Tampoco noto que la multitud a su alrededor había comenzado a alejarse del grupo, dejándola descaradamente en su lugar sola, solo con su cabeza agachada buscando. ¡Sin duda era una escena extraña!

Song Jiaoyue estaba acostumbrado a recibir ese tipo de atención cada vez que salía, por lo que avanzó sin prestar atención a lo que estaba delante de él. Como resultado, chocó directamente con una pequeña figura, que llevaba un sombrero con un velo muy grande y completamente inconsciente de la atmósfera circundante. Ella tenía su cabeza agachada, obviamente, estaba buscando algo. Incluso después de chocar contra él, la persona con impaciencia lo apartó y dijo: “Muévete, muévase, ¿No escuchan que alguien está pidiendo ayuda?” La voz sonaba como la de una chica extremadamente joven, pero el realmente no oía ninguna llamada de auxilio.

Él sintió que sus acciones eran extremadamente interesantes. Por lo que le pregunto: “Señorita, ¿Estás buscando algo? ¿Necesitas mi ayuda?”

“Estoy buscando a alguien…” Bai Xiangxiu levantó la cabeza, pero sus palabras se congelaron en su garganta. La escena delante de ella era tan deslumbrante, que casi se olvidó de la llamada de auxilio. El hombre frente a ella estaba vestido con una túnica de brocado blanco, una corona de oro que mantenía su cabello hacia atrás. Un porte reservado y elegante que complementa su rostro refinado y atractivo. En conjunto, su atuendo destacaba el aura que irradiaba de su cuerpo, era un noble. Él sentía como si estuviera contemplando una belleza extraordinariamente rara que ni siquiera podía ser obstruida por su sombrero con velo.

Sin embargo, cuando su mirada se posó en el ornamento de jade colgado en la cintura, su cintura se dobló. Inscrito en el ornamento de jade, entre el dragón y fénix, estaba el carácter “Song”. ¿No era esa la preciada posesión del personaje masculino de apoyo en la novela?