DCF – Capítulo 24

0

Capítulo 24: Ser castigada e intercambiando palabras

La vieja señora no esperó que ella ofreciera todos sus bienes. Esa señorita realmente era demasiado honesta. Eso era bueno. Significaba que ella probablemente no tendría ningún motivo ulterior.

Lin Qianzi no podía tener la cabeza más baja de lo que estaba en ese momento. Ella susurró, «No es necesario. No es necesarío. Fue solo un accidente. ¿Verdad, madre?»

Madame Lin dedujo que esa concubina era una cobarde. Lamentablemente, el precio a pagar para saberlo era demasiado. Además, las palabras de esa zorra de la casa del príncipe habían sobrepasado los límites de lo razonable. Si ella siguiera presionando para castigarla, solo arruinaría el nombre de su propia hija. Por lo tanto, dijo, «Olvídalo. Nuestra residencia Lin puede permitirse este tipo de pérdida. Y como dijo mi hija, fue un accidente. Mi hija es tan amable y tolerante… incluso con los sirvientes. «Agitó su mano para mostrar que estaba bien, pero todo era un acto. Pero no espero que la vieja señora aprovechara esta situación.

La vieja señora sonrió y dijo: «Madame Lin y señorita Lin son las que estan siendo amables y generosas. Además, sí continuamos hablando de compensaciones, arruinará el acogedor ambiente . ¿Qué tal, née Bai?

La vieja señora es tan malvada. Pero esa oración es acertada. ¡Me gusta mucho! Pero a ella no le gustó la siguiente oración, que la vieja señora dijo: «Née Bai, ya que cometiste este error de ser descuidada y perder la etiqueta en esta gran ocasión, ve a la pequeña sala de Buda en el patio y copia las escrituras como castigo. No habrá cena para ti. ¡Vuelve mañana!»

«Sí.» Copiar las escritura no era exactamente un castigo severo. Por lo tanto, la horrorizada Xiao Shi ayudo a pararse a Bai Xiangxiu, y se dirigieron ambas a la sala de Buda. El cielo ya había empezado a oscurecerse. Bai Xiangxiu inhaló una bocanada de aire frío y le susurró a Xiao Shi: «Ve y roba un par de bocadillos para nosotras. Los comeremos en secreto por la noche para que no tener que pasar hambre.»

Xiao Shi miró fijamente a los ojos de su Ama, pensando en ‘acabas de recibir un castigo’ ¿Cómo puedes ser tan astuta? Pero viendo que la cara de su señora no mostraba ningún signo de temor, Xiao Shi no pudo evitar sacudir la cabeza y suspirar. ¡El corazón de su Ama había alcanzado nuevas alturas de audacia! Así que Xiao Shi regresó a la casa y se escabullo por unos bocadillos, que después llevo a su Ama a la sala de Buda. Como Bai Xiangxiu era la única que estaba siendo castigada, solo podía esperar afuera.

Después de sentarse un rato, el cielo quedo completamente ennegrecido y el aire comenzaba a dar frío, como si fuera otoño. Bai Xiangxiu la llamó compasivamente, «Xiao Shi, ve y espera dentro de la casa. Me oirás desde allí incluso si te llamo. Adelante ve. Este es el templo, así que nada me pasara.»

Después de un rato sentado, el cielo se había vuelto completamente negro y el aire se había enfriado a algo parecido al otoño. Bai Xiangxiu gritó simpáticamente:»Xiao Shi, ve y espera dentro de la casa. Me oirás desde allí aunque te llame. Siga. Este es el templo. Aquí no pasará nada «.

Xiao Shi estuvo en desacuerdo al principio. Sin embargo, el aire se volvió más y más frío, así que eventualmente escuchó a su Ama y se fue.

Bai Xiangxiu era la única persona en la sala de Buda. Estaba extremadamente concentrada mientras copiaba las escrituras. La vieja señora secretamente envió a alguien para observarla, pero pronto se fue después de ver a Bai Xiangxiu realizando su tarea con tanta atención.

Bai Xiangxiu eventualmente se cansó de copiar y decidió tomar una pequeña siesta sobre la mesa. Terminando de poner todo orden escucho como la puerta se abría. Una pequeña sombra entró, trayendo consigo un aroma a fragancia encantadora.

«¿Quién eres tú?» Esa persona tenía cabello, por lo que no eran un monje. Pero la persona vestía con el atuendo de un monje y tenía un peinado masculino.

«¿Es la señora Xiu? Soy yo, Lin Qianzi.» Dijo el monje con cabello suavemente.

Mierda. Es la protagonista femenina.

Bai Xiangxiu inmediatamente se levantó de la mesa y dijo, «Señorita Lin, ¿qué está haciendo aquí?» La protagonista femenina había ido en persona a verla, por lo que tenía que darle una cálida bienvenida. Por lo tanto, ella personalmente le ofreció a la protagonista femenina asiento e ignoró por completo su extraño estilo de ropa.»

Esa belleza era cada vez más hermosa bajo la luz de las velas. Lin Qianzi quedo casi cegada por la sonrisa de Bai Xiangxiu. Además, su actitud era extremadamente amistosa. No había ni el más mínimo ápice de celos u odio.

Ella era la prometida de ese hombre, pero incluso su pequeña prima la miraba con odio en sus ojos. Pero esa concubina era mucho más magnánima. Comparándola con ella y su madre, ellas parecieran ser horrendas y despreciables.

«Lamento lo que pasó hoy. No deberías haber sido castigado por ello,» Lin Qianzi dijo torpemente.

«No te preocupes por eso. Fui descuidada, y no fue tu culpa.» Bai Xiangxiu sabía las intenciones de la protagonista femenina. La protagonista femenina debe haber sentido que el comportamiento de su madre fue demasiado indignante y quería disculparse en su nombre. Sin embargo, no podía culpar a su madre, así que sonaba y parecía un poco incómoda.

Como era de esperar, la persona frente a ella era hermosa por dentro y por fuera. Lin Qianzi se sintió aún más avergonzada y no pudo levantar la cabeza.

Susurró en voz baja,»El príncipe debe tratarte muy bien. Aunque soy su prometida, no me gusta. Pero mi familia se niega a cancelar la boda, así que no tengo otra opción que irme. Les deseo a ti y a él que sean felices.»

¿Qué? La protagonista femenina huirá hoy a pesar de todo? Si está huyendo, ¿por qué vino aquí para hablar conmigo? Oh sí, ella vino a disculparse conmigo.

Bai Xiangxiu no tenía nada en contra de la protagonista femenina, pero aún sentía que ella se dejaba influenciar demasiado y carecía de su propio opinión.

Si la protagonista femenina se quedara, entonces tal vez el protagonista masculino ya no la visitaría en el jardín de invierno al azar. Eso era algo bueno. Pero, sería mejor si la protagonista femenina mostrara no estar interesada por el protagonista masculino. Entonces, podría comenzar a perseguir a la protagonista femenina. Por lo tanto, ella tiene que parecer aún más amable para que la protagonista sepa que incluso aunque se case con la familia del príncipe, ella no será una amenaza para ellos. Así que, Bai Xiangxiu agarro su mano, «¿Es porque escuchaste a los sirvientes? Dicen tonterías. No les creas.»

«Ah … tú-tú … ese día, ese día…» Lin Qianzi no esperó que Bai Xiangxiu viera a través de su disfraz la última vez, por lo que comenzó a entrar en pánico. Si ese incidente se extendiera, su madre probablemente la golpearía personalmente hasta matarla.

Bai Xiangxiu sostuvo su mano y continuó con la actitud de santa madre, «No te preocupes. No se lo mencione y diré a nadie, ni siquiera al príncipe. Honestamente, solo estaba suponiendo que eras tú ese día. Te preocupaste tanto el príncipe que te disfrazaste de paje y lo buscaste. Pero no fue hasta que te vi hoy que me di cuenta de que realmente eras tú.»

«¡Gracias por guardar este secreto, pero no es porque me preocupe por el príncipe!» La tez de Lin Qianzi no se veía bien. Mientras las dos estaban hablando, no tenían idea… de que sus palabras estaba siendo escuchadas por dos hombres que estaban afuera. Eran el protagonista masculino y el protagonista masculino de apoyo. Los dos estaban allí visitar a la vieja señora. No fue a propósito. La vieja señora no les menciono nada porque creía que los hombres no debían inmiscuirse en los asuntos de las mujeres.

Solo cuando se marchaban, la Vieja Sirviente Ye se lamento de lo miserable que estaba su Ama. Aunque la joven era lenta y estúpida, tenía buen corazón. Por lo tanto, ella trato de inventar cosas malas a la prometida del príncipe para que supiera como es antes de casarse con la casa del príncipe. Por eso que les contó todo sobre el castigo y la historia completa. Aunque parecía que a Long Heng no le importaba, en el fondo sabía claramente lo que estaba pasando.

En ese momento, Song Jiaoyue quien no tenía nada mejor que hacer, sonrió: «Escuché que la Srta. Lin es una chica talentosa. No esperaba que fuera tan dominante.»

«Mm.» Long Heng no dijo nada más y siguió caminando hacia delante. Song Jiaoyue sólo pudo seguirlo. En cualquier caso, acababan de terminar de comer. ¿Pero a dónde irían?

Después de poco tiempo llegaron a las afueras de un pequeño salón budista, donde pudieron ver a dos delgadas figuras sentadas en el interior del árbol bajo el que estaban paradas. Oh, entonces quería visitar su concubina. Song Jiaoyue estaba a punto de despedirse cuando escuchó el intercambio de palabras.

Los dos cultivaban artes marciales, por lo que su audición era muy superior a la de la mayoría de la gente. Fueron capaces de oír toda la conversación. No esperaron que la Srta. Lin fuera a ver a Bai Xiangxiu en secreto. ¿Estaba a punto de comenzar una batalla entre la esposa y la concubina?

Inesperadamente, no pelearon. En vez de eso, hablaron sinceramente la una a la otra, especialmente Bai Xiangxiu. Ella había visto a través de la identidad de la Srta. Lin ese día. Song Jiaoyue había pensado que sólo tres personas habían podido identificar a esa persona ese día.

Uno de ellos era Long Heng, el segundo era el hermano de la Srta. Lin, y el tercero era él mismo. Pero sorprendentemente, la señora Xiu también era muy inteligente. Además, ella no era malvada. Incluso estaba ayudado a la futura Dueña y Señora de la casa a ocultar su plan. ¿Era esa mujer verdaderamente amable y comprensiva, o sus intenciones estaban profundamente ocultas?