DCF – Capítulo 22

0

Capítulo 22: Enviando un regalo, Intercambiando secretos

¿Ye mamá se esta expresando bien de mí? ¡Realmente no necesitó eso en absoluto, realmente no lo necesito! Bai Xiangxiu secretamente miró a Ye mama con una mirada amarga antes de bajar la cabeza y permanecer en silencio.

A Ye mamá le pareció un poco extraño, ajustó sus mangas y pensó. ¿He cometido un error?

Sin embargo, el príncipe mostró una expresión satisfecha y dijo: “Este príncipe irá a echar un vistazo. Jiaoyue, haz lo que quieras.”

Song Jiaoyue tenía la intención de visitar a la vieja madame con él desde el principio, pero no esperó que estuviera dormida. Así, que dijo:”Me despido primero”, y se fue sin mirar de reojo.

¡No! Si se marcha ahora, ella no tendría otra oportunidad. Bai Xiangxiu inmediatamente se giro hacia Ye-mama y le dijo: ” Ye-mamá , a esta concubina le gustaría ir a… hacer eso.”

Ye-mamá inmediatamente entendió. Y al recordar que ella había ayudado demasiado a la vieja anciana y no le había intentado  dar ordenes como si fuera la Señora, respondió con facilidad: “Entonces ve, ten cuidado. Recuerda usar su sombrero.”

“Lo entiendo” Bai Xiangxiu era una persona moderna, por lo que tenia arraigada la idea de igualdad, en particular hacia las personas mayores. Por lo tanto, ella siempre sonreía a todos, sin la actitud soberbia de una Señora de esa época.

Ella en realidad solo quería caminar de aquí allá, porque ¿no todas las chicas transmigradas  eran así? Siempre tratarían de asesinar a todo el mundo donde quiera que fueran porque tenían miedo de ser lastimadas por otros. Sin embargo, el único plan que ella tenía era seducir al protagonista masculino de apoyo y salvaguardar su propia vida, por lo que darse aires de grandeza estaba fuera de cuestión.

Sentía además que podía regresar a su mundo original. Ella no era como algunas de las otras personas que pasaron por su circunstancias, y estuvieron dispuestos a aceptar sus circunstancias una vez transmigraron. En comparación con ese lugar, ella prefería su vida anterior,  plantando flores y cultivando plantas con un corazón sereno. Tenía que seguir luchando por ese resultado. Reuniendo firmemente su determinación, apretó los puños y persiguió al protagonista masculino de apoyo.

Esa estación de descanso no era muy grande para garantizar que estuviese extremadamente silenciosa en caso de tener invitados.

Estando solo Xiao Shi a su lado, la miró y le dijo: “Vigílame”. Después de decirlo, hizo un gesto digno y persiguió al protagonista masculino de apoyo, Song Jiaoyue.

“Sir Song, por favor espere.” Su voz era suave, pero Song Jiaoyue caminó aún más rápido al escucharla. Ella no se rindió y dijo: “Mis disculpas, ayer fue un malentendido.”

Song Jiaoyue se detuvo al escuchar eso y se giro para mirarla. Se preguntó qué malentendido estaba detrás del obsequio de los patos mandarines. Aprovechando la oportunidad mientras aún estaba sorprendido, Bai Xiangxiu se acercó a él a una distancia de tres pasos entre ellos y le dijo. “Esa bolsa de especies fue algo que la Vieja Madame me obligó a darle al príncipe.”

“¿Oh?” Song Jiaoyue frunció el ceño. ¿Cómo algo que estaba destinado para el príncipe que terminó en sus manos?

“En realidad, había preparado otro regalo para ti ese día, pero debido a circunstancias extrañas, te dí el regalo equivocado.” Para resolver todo rápidamente, ella ignoró si él estaba de acuerdo o no y simplemente entregó el artículo al sirviente a su lado. De esta manera, ya que ella no lo había puesto personalmente en sus manos, él no sería capaz de culparla.

Después de entregarlo dio media vuelta y se alejó apresuradamente, sin importarle la mirada de Xiao Shi. Sin embargo, debido a que había caminado demasiado rápido, casi cae al suelo en un momento de descuido.

Xiao Shi sufrió un gran susto y corrió apresuradamente para evitar su caída. Afortunadamente, la sirvienta se las arregló para ayudar antes de que realmente cayera. No podía comprender las descaradas acciones de su Ama Xiu, pero pensaba que no era bueno hablar del esas cosas de su Ama, así que sólo  mantuvo sus dudas en su corazón.

El sirviente miró a su Señor. ¿Que era lo que tenia que hacer con la papa caliente en sus manos? Temeroso de que alguien los descubriera, Song Jiaoyue no dijo nada y regresó al carruaje. Pronto escucho que el camino había sido despejado en este momento y todos estaban preparándose para partir de nuevo.

El sirviente preguntó desde fuera del carruaje: “Señor, ¿deberíamos tirar esto?” No esperaba que la concubina del príncipe fuera tan descarada.

Song Jiaoyue quería tirarlo al principio, pero al pensar en la manera desesperada que había tratado de explicar las cosas, no parecía tener alguna idea presuntuosas hacia él. “Tráelo aquí.”

El sirviente pensó que las bellezas realmente eran unas existencias difíciles rechazar. Incluso un hombre refinado como su maestro no pudo escapar de la trampa de una belleza. Por lo tanto, le pasó por ese libro. En realidad era solo un libro, e incluso era un libro de instrucciones.

Song Jiaoyue naturalmente sabía que su regalo tenía que estar dentro del libro. ¿De qué serviría enviarle un libro?

Pronto noto que en un rincón el regalo se asomaba por las páginas del libro. Usando sus delgados dedos abrió el libro, y miro un marcapaginas extremadamente especial dentro. Escrito en el marcapaginas estaba un poema, “Si uno no estudia diligentemente cuando posee cabello negro, entonces uno puede arrepentirse cuando el cabello este completamente blanco.”

No pudo evitar sobresaltarse. No importa cómo lo mirara, ese no era un regalo que una mujer le enviaría al hombre con el que tuviera algunas intenciones. ¿Realmente podría haber confundido sus intenciones previamente? ¿O temía que fuera odiada y le envió ese regalo para compensarlo?

Cualquiera que fuere el caso, esa frase era fácil de entender y tenía un significado profundo para ella.  Era muy adecuado como marcapáginas para recordar su mensaje. Después de dudar un momento, lo aceptó. Sólo esperaba que no volviera a sobrepasar sus límites. Sin embargo, había muy pocas chicas que fueron tan descaradas como para enviarle un regalo sin ninguna razón.

Hablando de eso, realmente no habían interactuado mucho. Solo había una posible razón por la cual ella había enviado el regalo, la fama del talento de Sir Song Jiaoyue. Mientras lo pensaba, esa era la única razón en la que podía pensar. Parecía que esta chica también era una persona que admiraba el talento. Si ella no admiraba el talento, ¿por qué otra razón le enviaría un regalo? ¿Especialmente desde que era un hombre?

Song Jiaoyue todavía seguía preguntandose por qué una concubina le daría repentinamente un regalo de la nada, cuando el carruaje comenzó a moverse. Aunque el regalo era completamente inocuo, la idea detrás de él seguramente no era tan inocente como parecía. Casi decidió tirarlo mientras sus pensamientos giraban como una noria para niños, pero al final, optó por quedárselo. Después de todo, el marcapaginas realmente fue un regalo elegante.

Bai Xiangxiu había hecho todo lo posible por interactuar con él. Ella solo podía usar ese tipo de método directo y sin cerebro. No le importaba si estaba en conflicto o no, tenía que pensar en lo que tenía que hacer para el siguiente paso.

Xiao Shi la miró en el carruaje. Ye-mama no había sido capaz de soportar las sacudidas y golpes del carruaje, por lo que fue enviada de vuelta a la mansión del príncipe. Miró a Bai Xiangxiu con los ojos ligeramente enrojecidos, queriendo preguntarle pero sin atreverse a hacerlo.

“Deja de mirarme así. Cuando salí a buscar a Huo’ er la última vez, Sir Song me ayudó, así que le di un regalo en agradecimiento.” Bai Xiangxiu mintió sin perder el ritmo. En realidad, ni siquiera sabía si Song Jiaoyue aún la recordaba.

Xiao Shi todavía la miró fijamente: “Pero tú no puedes ser tan…” No se atrevió a decir descaradamente esas palabras. ¿No era un intercambio secreto?

“Sabes que no puedo contarle a nadie lo que pasó ese día. Pero si Sir Song no me hubiera ayudado ese día, algunos matones se habrían aprovechado de mí. Este regalo es demasiado pequeño por la ayuda que me brindó ese día.” Bai Xiangxiu usó su manga para limpiar sus ojos completamente secos. A pesar de eso, hizo un gran esfuerzo para ganarse la simpatía de Xiao Shi, quien después de un tiempo pensó que su ama no había hecho nada malo, ya que el receptor le había hecho un gran favor.

“¡Entonces, no podrás salir otra vez!” ¡Si algo así volviera a suceder, moriría de miedo!

“Mm, por supuesto que no será así.” También había estado muerta de miedo. Era un regalo normal, pero tenía que tener cuidado con tantas cosas. Era tan agotador vivir en los tiempos antiguos.

Finalmente llegaron al Templo Long Hua después de perseverar un poco más en el carruaje. Los monjes del Templo Long Hua estaban extraordinariamente ocupados con todos los nobles huéspedes invitados que llegaban. Entre todos sus invitados, ese príncipe era bastante popular. No había muchas familias con poder, dinero y antecedentes en esa ciudad después de todo. Por lo tanto, las huéspedes femeninas fueron rápidamente escoltadas a una gran casa de huéspedes. Esta casa de huéspedes con una veintena de habitaciones aproximadamente sería su alojamiento por la noche.

Pero no esperó que la familia Lin fuera colocada justo al lado de ellas, donde estaba la protagonista femenina principal, Lin Qianzi y la Madame Lin. En realidad, los habían colocado tan cerca, y esa era la noche en que la protagonista escaparía. ¿Tenia un asiento en primera fila para el espectáculo? Pero desafortunadamente, Bai Xiangxiu solo quería alejarse lo más posible de ellos, no quería quedar envuelta en sus embrollos. Aparte del protagonista masculino de apoyo, ella no quería molestarse con ninguno de ellos.