DCF – Capítulo 19

0

Capítulo 19: Esa Apariencia es Extremadamente Seductora

A Bai Xiangxiu no le importaba lo que pensaran los demás. Ella se vistió apresuradamente y le preguntó a Ye- mamá: «Mamá, ¿crees que sería bueno que le diera esto al príncipe personalmente?»

«¡Por supuesto que sí! Te diré una cosa, si el príncipe no tiene nada que hacer hoy, debería estar en el Jardín Fragante.»

Ye-mama esperaba que Madame Xiu pudiera completar la tarea sola. Como mínimo, la apariencia de Madame Xiu mientras se reía alegremente era extremadamente seductora, por no decir nada más. Así que, ¿Qué hombre podría soportarlo?!

Bai Xiangxiu estaba encantada. No podía dejar pasar esa oportunidad. Tenia que hacer que el líder masculino la recordara. Apretó su puño, y fue a preparar los regalos que ya había preparado. Ella ya no podía preocuparse más con planes secretos malintencionados. De todos modos, la protagonista masculina de apoyo no era tan mala como para hablar de ese asunto. La historia ya había explicado su personalidad en detalle, así que ella no tenía miedo. Como dicen, no muerdas más de lo que puedes masticar, pero recuerda que la fortuna favorece a los audaces. Si ella continuara así, no sería capaz de atraer una segunda mirada del líder masculino que apoyo, y mucho menos de salvarse de una muerte segura. Ella ya había preparado ese regalo desde hace bastante tiempo, pero no había tenido la oportunidad de presentarlo. Por lo que también coloco su regalo dentro de una bolsa de tela pequeña, muy diferente a la bolsa de perfume. Estando lista, también llevo a Xiao Shi con ella.

Desde el punto de vista de Ye-mama, Bai Xiangxiu incluso parecía un poco heroica mientras salía.

Bai Xiangxiu siempre había sido un poco tonta en esos asuntos. Un compañero de clase masculino la había perseguido durante bastante tiempo en sus días de secundaría, pero ella no se dio cuenta de sus motivos incluso cuando terminaron la secundaria. Cuando ella finalmente se enteró, él ya estaba casado y tenía hijos.

El paisaje del complejo del príncipe se había vuelto aún más bello. Aunque los árboles estaban comenzando a marchitarse con un color amarillo dorado, se podía encontrar cierta belleza en ese paisaje desolado. Pero en la actualidad, Bai Xiangxiu no podía apreciar el paisaje. Confiando en Xiao Shi como guía, se dirigió al Jardín Fragante, su corazón se hizo nudos por la presión.

Aunque el príncipe Li era un general, era bastante culto, y tenia gustos bastante elegantes. Ese jardín fragante estaba situado sobre un lago artificial con fuentes y extrañas formaciones rocosas. Se veía extremadamente grandioso, e imbuido de una belleza antigua. Las coplas antitéticas junto a la entrada estaban escritas con una caligrafía audaz que se elevaba como dragones y bailaban como fénix, era extremadamente agradable a la vista.

Ella admiraba secretamente la visión del líder masculino. Después de todo, él era el protagonista masculino, aparte de tener afición por el asesinato, aún tenía algunos puntos positivos.

«Señora Xiu, ¿puedo preguntarle qué negocio tiene aquí?»

«Esta concubina tiene algunos asuntos y quisiera ver al príncipe. ¿Tal vez tenga algo de tiempo?» Esa era la forma moderna de hablar. No sabía cómo pedir ver a un hombre en la antigüedad.

El paje se asustó. Esa madame Xiu era bastante directa.

Sabía que el príncipe tenía más interés hacia ella que las otras tres amantes, por lo que respetuosamente respondió:»Por favor, espere aquí un momento, señora Xiu. Este sirviente irá a preguntarle al príncipe.» Se giró y se fue.

El príncipe Li estaba tomando té con Song Jiaoyue adentro. Sin nada mejor que hacer, habían comenzado a analizar la situación actual dentro de la corte, ya que los dos estaban activos dentro de ese círculo.

El sirviente entró y dijo: «Príncipe, la señora Xiu pide una audiencia.»

Long Heng levantó una ceja, no sabia por que razón, sintió un movimiento de alegría en su corazón. Las amantes de los Jardines de Primavera, Verano y Otoño iban a buscarlo al menos una vez al día, intentando ganarse su favor enviándole sopa o agua. Era la primera vez que la amante del Jardín de Invierno iba a buscarlo.

Sin embargo, mantuvo una cara estricta y dijo: «¿No ves que este príncipe tiene un invitado? Has que espere.»

El paje se congeló por un momento, sorprendido. ¿No debería el príncipe decir: «Que regrese»? ¿Hacerla esperar… significaba que él quería que ella lo viera? Parecía que realmente se sentía diferente respecto a la señora Xiu en comparación con las demás. El sirviente volvió a pasar el mensaje sin decir nada más.

¿Cómo podría Song Jiaoyue no ver el interés de su amigo? ¿A qué hombre no le gustaría una belleza? Sin embargo, también le fue interesante ver la forma en que actuaba indiferente. Tomó un sorbo de té antes de preguntar: «¿Por qué no jugamos al ajedrez chino?»

Sus ojos amorosos se entrecerraron un poco, parecían extremadamente encantadores. Nació naturalmente con una cara guapa y fresca, pero sus ojos eran extremadamente fascinantes. Parecía aún más hermoso que las mujeres.

A Song Jiaoyue le gustaban las cosas hermosas, por lo que más bien admiraba los ojos de su amigo e incluso las dibujaba con bastante frecuencia en pinturas sobre los rostros de las bellezas. Sin embargo, nunca se atrevería a admitirlo en voz alta, de lo contrario podría ser apuñalado con una espada. Tendría que ser ciego para no ver el rastro de ternura que resplandecía a través de esos generalmente helados ojos fríos. Por lo tanto, él pidiéndole al otro que jugara ajedrez era simplemente una manera de hacerle las cosas difíciles a Long Heng para no ver a Bai Xiangxiu.

Sin embargo, al ver que esos ojos se volvían fríos de nuevo, arruinando la sensación de belleza que acababa de irradiar de ellos, Song Jiaoyue se levantó y dijo: «Olvidémoslo. Si entretengo tu cita con aquella belleza, me temo que no podremos seguir siendo amigos.»

Sonrió gentilmente, y Long Heng noto que sus preocupaciones habían sido expuestas, no supo que contestar. Afortunadamente, se entendieron y se despidieron.

Bai Xiangxiu estaba esperando ansiosamente afuera. Ella quería entrar para ver al protagonista masculino de apoyo, pero el paje le dijo que esperara.

Justo cuando se estaba preocupando aún más, vio a través de la ventaja como el masculino de apoyo se estaba acercando. Lo había visto poco, pero podía distinguirlo con solo una sola mirada. No, no podía dejar que se fuera así como así.

En ese momento de desesperación, el coeficiente intelectual de Bai Xiangxiu cayó en picada y optó por emplear un método poco ortodoxo. Cuando el sirviente dijo: «Señorita Xiu, el príncipe te invita a entrar», se apresuró a dar unos pasos hacia delante y accidentalmente «se cayó,»

No sería bueno si la belleza sufriera una caída, por lo que Song Jiaoyue naturalmente extendió la mano para atraparla. Sintió un dolor en la palma de su mano, como si algo hubiera sido colocado allí. Justo cuando estaba pensando que era extraño, la belleza se levantó y lo miró una vez con sus ojos límpidos antes de alejarse.

Esa mirada hizo que su corazón saltara medio latido. Aunque él tenía algunas mujeres en casa, no podían compararse con su aspecto. La señora Xiu tenía una apariencia excepcional, pero lo más importante es que tenía un aura especial. Parecía delicada, pero llevaba consigo una sincera ingenuidad que podía encantar a cualquier hombre. Sin embargo, ¿qué le acababa de pasar?

Después de esperar a que ella se alejara, miró subrepticiamente su mano y terminó mirando fijamente al objeto que estaba dentro de su palma. La ira se elevó en su corazón. ¡¿Cómo es que esta mujer es adecuada para quedarse al lado de mi amigo?! Quería exponerla, pero  vaciló por un momento antes de hacer un movimiento con sus manos,  y hablar en un tono bajo, «¡En realidad quiere causar problemas!»

«Ah?»

Todos lo miraron confundidos. No entendieron a quién iba dirigida esa oración. Luego abrió su mano justo en frente de Bai Xiangxiu, algunas piezas de tela y humo blanco se derramaron de sus manos.

Esto… ¡debe ser el legendario poder interior! En la novela lo describieron como la mayor ventaja del protagonista de apoyo, pero su poder no se compara con el del Protagonista principal. ¡Realmente había destruido su regalo para él, y esa exclamación estaba claramente dirigida a ella!

Bai Xiangxiu se quedó sin palabras. Lo destruyo sin mirarlo, por lo que parecía que enviar regalos no iba a funcionar. Bai Xiangxiu tenía tanto miedo que corrió hacia el Jardín Fragante, su corazón latía como un tambor. ¿Estaba realmente bien que ella no había logrado seducir a la protagonista masculino de apoyo e incluso haberlo hecho odiarla?

Con su corazón extremadamente sacudido, caminó hacia el protagonista masculino. El estudio en ese jardín fragante era extremadamente espléndido. Aunque había sido reformado, estaba decorado a la perfección con un estilo antiguo.

El protagonista masculino, Long Heng, estaba sentado detrás de un escritorio, aparentemente leyendo un libro con la mayor seriedad. Ni siquiera levantó la cabeza al oír a alguien entrar, simplemente pregunto: «¿Qué pasa?»

Bai Xiangxiu en realidad no había ido a buscarlo por alguna razón en particular, ella aún estaba tambaleándose por dentro por el golpe mental que le había dado el protagonista masculino de apoyo. Sacó la bolsa de fragancias de sus mangas y la puso en el escritorio.

¡Cielos! Ella quería encontrar un bloque de tofu y matarse con él. ¡Ella le había dado el regalo equivocado! ¡Alguien que me diga cómo debo manejar la situación ahora! Estoy parada justo en una linea delgada, ¡apresúrense, dense prisa!